El plan vasco de reactivación apuesta por la creación de empresas y el empleo joven

El Gobierno incrementa el fondo de reconstrucción con 3.700 millones de euros de avales y supera los 13.000 millones

30.09.2020 | 00:17
El lehendakari Iñigo Urkullu, la vicelehendakari Segunda y Consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, y la Consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia.

donostia – El plan vasco de reactivación de la economía contará esta legislatura finalmente con 13.250 millones de euros, todo un arsenal ante un desafío sin precedentes: una caída del 10% del Producto Interior Bruto sobrevenida por la crisis sanitaria y un escenario muy complejo a medio plazo. Son 3.700 millones más de lo anunciado el pasado viernes, debido a que la inversión presupuestaria se completa con un paquete de avales a las empresas para agilizar su financiación.

El Gobierno Vasco refuerza las grandes apuestas de los últimos años, centradas en aspectos como la digitalización, la transición energética, la revolución de la industria 4.0 o la sostenibilidad de los procesos productivo. Pero gran parte del programa de choque se centrará los próximos cuatro años en el emprendimiento, con el objetivo de impulsar 6.000 empresas, y en el fomento del empleo entre los jóvenes y el reto de generar casi 55.000 puestos de trabajo entre ese colectivo. Se trata de incentivar la empleabilidad en un colectivo sensible por su capacidad de desarrollar nuevas iniciativas, pero también por impulsar una nueva forma de entender la economía.

acelerar los retos En total, el Gobierno Vasco prevé incentivar durante esta legislatura la creación de 135.080 puestos de trabajo, de los que el 40%, se concentra en el empleo juvenil. Son las cifras del Programa de Reactivación Económica y del Empleo 2020-2024 que presentó ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu. El Ejecutivo vasco no quiere hablar de reconstrucción de la economía, ya que estima que no se ha producido una destrucción de la capacidad productiva.

El objetivo es ajustar los engranajes los próximos meses y propiciar que el tejido empresarial recupere el pulso previo a la pandemia. Con ese objetivo a meta, gran parte del presupuesto de los próximos años, en torno a un tercio, se destinará a estimular la actividad econonómica y a acelerar alguno de los retos ya asumidos.

Al término del consejo de Gobierno, Urkullu, acompañado por la vicelehendakari y consejera de Empleo, Idoia Mendia, y por la titular de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, dio cuenta de los detalles de este programa dotado de 13.250 millones, de los que 7.935 se dirigen a medidas de reactivación económica, 3.700 a avales a empresas y 1.615 a la creación de empleo, con el objetivo de que la tasa de paro se sitúe por debajo del 10% lo antes posible.

El programa no está aprobado todavía y recibirá luz verde por parte del Ejecutivo a finales de octubre, tras contrastarlo con instituciones forales y municipales y con agentes sociales. Urkullu explicó que se dota de presupuestos propios de su gobierno, ya que para elaborarlo no se ha contado con los fondos europeos, que todavía están sin concretar y que no llegarán a Euskadi hasta el primer semestres de 2021 como muy pronto.

El lehendakari explico que el programa de estímulo nace del compromiso para responder a las tres transiciones que deben abordarse en estos momentos: la tecnológica y digital, la energética y climática, y la sanitaria y social. Para ello, planea sobre dos ejes verticales de actuación, la reactivación económica y la creación de empleo, y contiene medidas para mejorar la calidad del trabajo.

El eje del empleo hace especial hincapié en el colectivo de los jóvenes y con 162 millones plantea un plan de choque de empleo juvenil para incentivar el trabajo para 27.520 de ellos, aunque Mendia precisó que el conjunto de medidas del plan repercutirá en este colectivo para lograr un total de 54.845 nuevos empleos.

empleo juvenil "Hacemos una apuesta inequívoca por los jóvenes. 54.845 oportunidades para los que no han tenido ninguna", que, según la consejera, se materializarán a través de programas de transición al mundo laboral, de apoyo al emprendimiento, y de formación dual, entre otros.

Junto con el empleo juvenil, el programa incluye acciones de apoyo a los emprendedores y a la apertura de nuevas empresas, con 148 millones de euros y la previsión de incentivar 12.650 puestos de trabajo. Para la formación hay 349 millones para impulsar 41.150 empleos, mientras que la inserción laboral y los planes locales y comarcales de empleo recibirán 550 millones de cara a crear 28.130 puestos de trabajo.

El plan también incide en los programas "renove", con especial incidencia en la rehabilitación y la construcción (406 millones y 15.150 empleos). El empleo público es otra de las áreas en las que se centra la iniciativa, ya que el Gobierno Vasco estima que se ofertarán 10.480 plazas en la Administración, con especial incidencia, según Mendia, en los servicios de educación y sanidad.

En cuanto a la reactivación, se recogen inversiones en infraestructuras públicas, económicas y sociales (2.976 millones), en investigación, innovación y transformación digital (2.512), en transición energética y medioambiental (357) y en comercio, turismo y cultura (313). Por su parte, el apoyo a la industria, las pymes y a la internacionalización se dota de 1.164 millones, y el respaldo a la industria alimentaria cuenta con 613 millones.

Junto a los nuevos empleos, en el plan se aboga por mejorar la calidad de este, de manera que se reduzca la brecha salarial entre hombres y mujeres, se disminuya la precariedad, se refuerce la Inspección de Trabajo, se aumente la prevención, se fomente la conciliación y el diálogo social.

Además de incentivar 135.080 empleos, con las medidas que se pondrán en marcha el Gobierno Vasco estima que se crearán 6.000 nuevas empresas, se respaldarán 1.000 proyectos europeos en I+D+i, y se apoyará a 10.000 empresas industriales.

"La pandemia marcará una década entera y hay que apostar por una Euskadi más digital, más verde y más inclusiva "

iñigo urkullu

Lehendakari

"No es una declaración de intenciones, es la vía de trabajo para desarrollar los planes de todos los departamentos"

Idoia Mendia

Vicelehendakari segunda

"La industria es la mejor garantía para abordar una recuperación sólida y competitiva basada en en la industria 4.0"

arantxa tapia

Consejera de Desarrollo Económico