Más ayudas para la compra de coches eléctricos

El EVE gestionará en el País Vasco, desde el 20 de octubre, las ayudas del plan Moves español

16.09.2020 | 23:56

donostia – Los interesados en adquirir un coche eléctrico –o una moto o furgoneta–, y en beneficiarse de las ayudas económicas del plan Moves del Gobierno español podrán hacerlo a partir del próximo 20 de octubre a través del Ente Vasco de la Energía (EVE), que será el encargado de gestionar dichas subvenciones, por importe de unos 2 millones de euros, en Euskadi.

Las ayudas oscilarán entre los 750 euros para un motocicleta y los 5.500 euros de un coche, llegando hasta los 8.000 euros en una furgoneta. Eso sí, si alguien se piensa comprar un Tesla que se olvide de ayudas porque solo se apoyará la adquisición de vehículos de hasta 45.000 euros de precio, y el Tesla más barato sale en 48.200.

El plan Moves español, que incluye también a vehículos de hidrógeno y gas, cuenta para el País Vasco con una dotación total de 4,5 millones de euros en ayudas para la movilidad sostenible, pues además de los 2 millones para la compra de coches subvencionará otras cuestiones, como las estaciones de recarga eléctrica.

Este plan subvenciona la compra de vehículos que no usen gasolina ni gasóleo, la instalación de puntos de recarga eléctrica y la implantación de sistemas de préstamo de bicicletas y medidas de movilidad sostenible a los centros de trabajo.

Estas ayudas, incompatibles con otras destinadas al mismo fin, se podrán pedir desde el 20 de octubre, aunque tienen efecto retroactivo para las compras de vehículos por particulares desde el 17 de junio.

Recarga eléctrica El EVE contempla 2 millones para la compra de vehículos de energías alternativas, 1,8 millones para nuevos puntos de carga de vehículos eléctricos, 226.200 euros para sistemas de préstamo de bicicletas y 452.400 euros para movilidad sostenible al trabajo.

El plan Moves establece ayudas de 13.500 y 3.600 euros para furgonetas a gas natural y GLP, y de entre 750 y 5.500 para vehículos eléctricos, híbridos o puros, desde motocicletas a turismos y furgonetas. Para la instalación de sistemas de recarga eléctrica la ayuda será del 30% al 40% del coste.