Los precios siguen a la baja por la caída de la demanda

En Euskadi la tasa de inflación sigue en negativo pese al ligero repunte de agosto y al alza de los alimentos El IPC puede terminar en negativo y no se perdería poder adquisitivo

12.09.2020 | 00:53
Clientes se disponen a comprar en un puesto de alimentación de un mercado.

dOnostia – Uno de los pocos aspectos positivos a nivel económico en medio de la crisis generada por la pandemia de coronavirus es que los precios de los bienes de consumo, en general, no solo no han subido sino que se mueven a la baja. De hecho en la CAV la inflación es en la actualidad negativa, pues el IPC de agosto, pese a un ligero repunte respecto al mes anterior, se ha situado en -0,4%, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) español. Como casi siempre la evolución es peor que en el Estado, donde los precios se han abaratado algo más, un -0,5%.

¿Qué significa esto? Pues que los ciudadanos que mantengan sus ingresos, ya sean salarios o pensiones, no perderán poder adquisitivo este 2020 e incluso podrían recuperar algo porque las previsiones tanto de la organización empresarial CEOE como de Funcas consideran que el año puede terminar con deflación, un -0,2% en el conjunto del Estado.

Este ligero abaratamiento de los precios tiene su contrapartida y es que su origen está en la fuerte caída de la demanda lo que, entre otros puntos, está ayudando a que los precios del petróleo estén relativamente bajos con lo que ello supone para su incidencia en los costes energéticos y de transporte.

Y la caída de la demanda por los efectos de la pandemia y las medidas de control sanitario adoptadas para combatirla se ha notado de manera notable en Euskadi en el segundo trimestre de este año si analizamos los datos de ventas del comercio vasco.

El comercio cae un 18% Según el Eustat, en Euskadi el sector Comercio, que engloba al comercio mayorista, al minorista y a la venta y reparación de vehículos, ha registrado un descenso en sus ventas en términos reales de nada menos que el 18,3% en el segundo trimestre de 2020, en relación al mismo trimestre del año anterior y una vez descontados los efectos de calendario.

Y este descenso en el comercio ha sido, como era lógico prever, especialmente acusado en la hostelería con una brutal reducción de las ventas de nada menos que el 64%, siempre según los datos de Eustat.

En este contexto de baja demanda y de reducción del consumo no es extraño que los precios evolucionen a la baja aunque con matices. Representantes sociales recuerdan que un aspecto clave que incide en los bolsillos de los ciudadanos, en especial en los de menores ingresos, es la cesta de la compra y en ella el precio de los alimentos ha subido.

En cualquier caso, la realidad es que el Índice de Precios al Consumo (IPC) pese a experimentar en la Comunidad Autónoma Vasca una subida del 0,2% durante el pasado mes de agosto en relación a julio, se mantiene en una tasa interanual negativa del -0,4%.

Según los datos del INE, en los ocho primeros meses del presente año, los precios en los territorios de la CAV han acumulado un descenso del 1,3%.

A modo de comparación, en el conjunto del Estado español, el Índice de Precios de Consumo (IPC) no experimentó variación alguna en agosto en relación al mes anterior, pero aún así elevó una décima su tasa interanual, hasta el -0,5%.

Si hay un segmento, además de la hostelería, que está notando la baja demanda sin que las campañas de rebajas lo consigan animar es el de textil. Pero las citadas rebajas de verano sí se han notado en la media de precios. Así, en el caso de Euskadi, el sector de Vestido y Calzado es el que mayor descenso ha anotado en la variación mensual, con una reducción del 1%, mientras que Otros y Hoteles, Cafés y Restaurantes son los más inflacionistas, con un aumento del 1 y 0,6%, respectivamente. Respecto al mismo mes del pasado año, sin embargo, el mayor descenso de precios corresponde a Transporte, con un 4,1%, en cambio y tal como apuntan organizaciones sociales, los precios de los Alimentos y Bebidas no Alcohólicas anotan el mayor aumento, con un 2,5% más.

En agosto, respecto al mes anterior, también han registrado una caída de precios Menaje (-0,2%) y Transporte (-0,1%). En cambio, además de subir en Otros (1%), los precios también se incrementaron en Vivienda (+0,4%), Ocio y Cultura (+0,3%), y Alimentos y bebidas alcohólicas (+0,2%). El IPC permaneció invariable en Medicina y Enseñanza.

IPC

+2,5%

Alimentos. La partida correspondiente a Alimentos y Bebidas no alcohólicas es la que ha experimentado la mayor subida de precios en Euskadi, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), un 2,5%.

-4,1%

Transporte. En tasa interanual el mayor descenso de los precios se ha dado en el capítulo de transporte, con el petróleo bajo, con un recorte del 4,1%.

La cifra

0,4%

La tasa de IPC en la Comunidad Autónoma Vasca se ha situado en negativo con un -0,4% y las previsiones para el cierre del año es que podrían quedar entre -0,2% y 0%.