La industria vasca suaviza su caída en julio a cotas del -12,4%

La puesta en marcha de las plantas de automóviles y neumáticos ayudan al sector

10.09.2020 | 00:42
El sector aeronáutico vasco –aquí una planta de Aernnova– es uno de los más afectados por la crisis derivada del coronavirus. Foto: N.G.

dOnostia – La industria vasca no pasa por sus mejores momentos por el efecto negativo de la pandemia de coronavirus pero desde abril, poco a poco, suaviza el golpe y los datos de julio, sin ser positivos, muestran una notable reducción de la caída de la producción industrial, un -12,4% que mejora la hecatombe de abril, -39%, según datos del Eustat.

Aunque sectores como el aeronáutico o el siderúrgico siguen con problemas, el ligado con la automoción ha notado, para bien, la reapertura de las fábricas de automóviles y el hecho de que algunas empresas, como es el caso de los fabricantes de neumáticos Bridgestone-Firestone y Michelin, exportan buena parte de su producción a países con menos crisis que el Estado español.

Y aunque los datos han dejado de empeorar, la evolución de la industria vasca, –el primer motor de la economía de la CAV y el sector que mejores salarios ofrece–, todavía está muy alejada de alcanzar cotas positivas.

La producción industrial de la CAV se redujo en julio, en tasa interanual, el citado -12,4%, un dato que representa el menor retroceso desde que comenzó la crisis, que tuvo en el mes del confinamiento por excelencia, abril, su mayor caída en tiempos de paz con un -39%.

Pese a la mejora relativa del mes de julio, el balance anual de la industria vasca continúa siendo sumamente negativo, pues en los siete primeros meses del año la producción contabiliza un descenso del 16,2%.

Desglosando la evolución en los diferentes sectores industriales, la fuerte reducción de la movilidad se está notando negativamente en el área de energía ligada a los hidrocarburos. Y aquí el ejemplo es el de Petronor, que acusa las menores ventas de combustibles, –en el primer semestre han caído un 24,5% en el conjunto del Estado–, y el tener una parte de la refinería parada. Por ello, el segmento industrial energético vasco registra un descenso de casi el 15%.

La producción de bienes de equipo ha descendido un 10,6% y los bienes intermedios lo hacen un 12,6%. Los bienes de equipo incluyen a la producción de vehículos de motor, la fabricación de material ferroviario o la construcción aeronáutica, en muy mal momento como se demuestra por los anuncios de ajustes en Aernnova, ITP Aero, Alestis, Alciturri, etc. Este subsector industrial también integra la construcción naval, que se salva de la quema porque los astilleros Zamakona, Murueta y Balenciaga tienen carga de trabajo.

Entre los bienes intermedios se encuentran la industria del metal, la química y los neumáticos.

La producción industrial mantiene, relativamente, el tipo en los casos de fabricación de material de transporte, con firmas como las guipuzcoanas CAF o Irizar, pues la caída es de solo el 2,4%, mientras que en el caso de derivados del caucho, segmento que incluye los referidos neumáticos, el descenso es del 4%.

Hechos como el adelanto de la vuelta al trabajo en Michelin o la entrada de pedidos de furgonetas en Mercedes Benz Vitoria han ayudado. En el caso de la fabricación de maquinaria el descenso es del 10%, por debajo de la reducción media de la producción industrial vasca.

La pandemia de coronavirus afecta en menor medida a los bienes de consumo porque alimentación y productos de limpieza más o menos se mantienen. El resultado es que este segmento de bienes de consumo, en su conjunto, registra un descenso interanual del 3,9%, debido a que los de consumo duradero, como son la electrónica, los muebles o los electrodomésticos, decrecen un 8,3% y los de consumo no duradero como los productos de alimentación descienden un 2,9%.

Industria vasca

Mayor caída

Metalurgia. Los subsectores con más incidencia en la industria de la Comunidad Autónoma Vasca que han registrado los mayores descensos en variaciones interanuales son Metalurgia y Productos Metálicos, que se ha contraído un 20,7%, Energía Eléctrica, Gas y Vapor, que lo ha hecho en un 16,8%, y Material y Equipo Eléctrico, que cae un 10,6%.

Territorios

ÁLAVa, mejor. Por territorios históricos vascos, la evolución interanual del mes de julio del Índice de Producción Industrial ha sido negativa en los tres territorios de la Comunidad Autónoma Vasca pero ha sido en Bizkaia donde, según el Instituto Vasco de Estadística, se ha registrado el retroceso más acusado, del -14,4%, mientras que en Gipuzkoa el descenso contabilizado ha sido de un -11,9% y, finalmente, en Álava es donde menos mal ha evolucionado la industria en julio con una caída del 10,1%.

La cifra

-16%

es la reducción de la producción industrial vasca de la CAV en los siete primeros meses del presente 2020, según Eustat.