Ayudas europeas en innovación a 81 pymes vascas

Innobasque informa de que estas ayudas se han otorgado desde 2014 en el programa comunitario Acelerador de Innovación

15.07.2020 | 01:11

donostia – Desde 2014, un total de 81 empresas vascas se han beneficiado de ayudas económicas europeas para aumentar su labor innovadora, consiguiendo una financiación de 39 millones de euros por parte del Acelerador de Innovación EIC y su predecesor, el programa denominado Instrumento Pyme, según fuentes de Innobasque.

Estos proyectos disruptivos subvencionados por Europa están alineados con las prioridades de la Estrategia Vasca de Especialización Inteligente RIS3 Euskadi. Se trata de iniciativas relacionadas con la fabricación avanzada, Biociencias-salud, energía, identificación y monitorización de usuarios online para el sector educativo, y sistemas integrados en satélites.

La Agencia Vasca de la Innovación, Innobasque, el Grupo Spri y Beaz, en colaboración con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, CDTI, realizaron ayer un encuentro digital para dar a conocer a las pymes vascas las opciones de financiación que les ofrece el Acelerador Europeo de Innovación EIC, una "poderosa herramienta" de apoyo a proyectos de I+D, emprendimiento y ciencia de alto riesgo y potencial.

Este programa de la Comisión Europea (CE) otorga a pequeñas y medianas empresas financiación y capital, además de asesoramiento experto para conectar con inversores y compañías afines. De esta forma, el acelerador les ayuda a desarrollar y lanzar al mercado nuevos productos, servicios y modelos de negocio.

Con el objetivo de aumentar las posibilidades de acceder a esta línea europea de financiación, en la sesión online de ayer se orientó a empresas y entidades vascas de cara a atraer el interés del acelerador y conseguir su ayuda en próximas convocatorias.

Durante el encuentro online, Javier Echarri, jurado de este programa europeo de innovación disruptiva, enfatizó sobre la importancia de "tener en cuenta que las propuestas van a ser estudiadas por expertos que conocen en profundidad el proyecto y el mercado al que se dirigen. De ahí la necesidad de demostrar que existe un compromiso claro, un proyecto creíble, capaz de romper el mercado".