Una de cada 4 empresas vascas en Bolsa se ha revalorizado en el primer semestre

Las compañías de energía y telecomunicaciones se comportan mucho mejor que las del acero y el automóvil

13.07.2020 | 02:03
Solarpack es una de las empresas vascas que ha subido su cotizacion en Bolsa en el primer semestre pese al COVID-19. Foto: Oskar Gonzalez

donostia – La crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus ha afectado, y está afectando, de manera notable a las compañías vascas, pero dentro de la veintena de empresas de Euskal Herria cotizadas en Bolsa no todas han sufrido lo mismo. De hecho, una de cada cinco que se ha revalorizado en el primer semestre del presente 2020, confirmando el dicho de que la crisis va por barrios. Y al menos las de energía, telecomunicaciones y alimentación se han comportado ante los efectos económicos del COVID-19 mejor que las de acero, automóviles y banca.

Las cinco compañías vascas que se han revalorizado en el periodo enero-junio en medio de una caída de casi el 25% en el principal índice bursátil del Estado español el Ibex-35, son, por orden alfabético Iberdrola, Más Móvil, Siemens Gamesa, Solarpack y Viscofan.

Tres de ellas se mueven en el sector de la energía, caso de Iberdrola, Siemens Gamesa y Solarpack, confirmando que los inversores se creen el futuro de la transición energética y el auge de las energías renovables frente a los combustibles fósiles.

Por su parte, MásMóvil, en parte porque pertenece a un sector, el de las telecomunicaciones, que ha sido clave para mantener la sociedad en marcha durante el confinamiento, y en mayor medida porque está en medio de una OPA que ha valorado a la compañía con sede en Donostia en unos 3.000 millones de euros, se ha revalorizado, al igual que la empresa navarra Viscofan, productora de envolturas para productos alimenticios.

Iberdrola es la firma vasca líder indiscutible del mercado bursátil. Al cierre de 2019, la sociedad presidida por Ignacio Galán valía en Bolsa 58.403 millones de euros, y a 30 de junio, seis meses después, su capitalización bursátil había subido a 66.601 millones de euros.

La alimentación no es mal negocio en estos contextos. La gente no deja de comer, al menos productos básicos, como salchichas y su envoltura, fabricada por Viscofan, le ha permitido subir de 2.190 millones de euros a 2.701 millones en el semestre.

MásMóvil, del que algunos inversores ven pieza cotizada en caso de consolidación del sector de telefonía en el Estado, ha visto subir su cotización de 2.190 millones a 2.701 millones de euros, a fecha 30 de junio.

Siemens Gamesa, pese a las incertidumbres sobre su gestión a corto plazo, no deja de ser un líder mundial en turbinas para molinos de viento y su valor en Bolsa había subido de 10.649 millones de euros a 10.748 millones.

Por último, la más joven y pequeña de las empresas vascas cotizadas, Solarpack, dedicada a la energía solar fotovoltaica, se ha revalorizado desde 432 millones de euros a 502 en el citado primer semestre.

En cambio la crisis sí ha hecho mella, en mayor o menor medida, en las otras quince compañías vascas cotizadas. El BBVA es un ejemplo del poco nivel de negocio que ven los inversores en la banca a corto plazo. Su capitalización bursátil ha caído de 33.226 millones de euros al inicio del año hasta los 20.430 millones del pasado 30 de junio.

automóvil El sector del automóvil no pasa por sus mejores momentos, con plantas paradas, caída de ventas e incertidumbres sobre el futuro del vehículo eléctrico. El resultado es que dos empresas vascas de componentes de automoción se han devaluado. Gestamp ha caído de 2.466 millones de euros a la mitad, 1.289 millones. CIE Automotive también ha bajado, aunque menos, de 2.719 millones a 2.014.

El sector siderúrgico, y más si está ligado al petróleo, se ha hundido. Tubacex vale menos de la mitad que en enero, pues ha pasado de 376 millones de euros a 179 millones. Y los bajos precios del petróleo y los aranceles de EEUU no ayudan en nada al fabricante de tubos de acero, Tubos Reunidos, que solo cuesta 23 millones en Bolsa frente a los 33 millones de inicios del ejercicio.

También han ido a la baja CAF, pese a su importante cartera de pedidos en trenes y autobuses; Azkoyen; Barón de Ley; Global Dominion, una compañía de servicios tecnológicos a empresas; Euskaltel, que pese a su salto a la totalidad del mercado español no acaba de despegar en Bolsa; FAES Farma, su buena marcha económica ha sido obviada con la pandemia; Iberpapel; Neinor; Vidrala, pese a sus beneficios; y Vocento.

BOLSA

-24%

El Ibex 35 ha registrado una caída del 24,3% en la primera mitad de 2020, lastrado por el desplome del 29% que se anotó en el primer trimestre.

Cotizadas vascas

Primer semestre

BBVA (-)33.226 a 20.430 millones

CAF (-)1.405 a 1.107 millones

CIE (-)2.719 a 2.014 millones

Iberdrola (+)58.403 a 66.601 millones

Más Móvil (+)2.679 a 2.989 millones

S. Gamesa (+)10.649 a 10.748 millon

Viscofan (+)2.190 a 22.701 millones

Azkoyen (-)162 a 129 millones

Barón de Ley (-)441 a 405 millones

Dominion (-) 618 a 483 millones

Euskaltel (-)1.602 a 1.411 millones

Faes Farma (-)1.390 a 1.032 millones

Gestamp (-)2.466 a 1.290 millones

Iberpapel (-)281 a 214 millones

Neinor (-)869 a 720 millones

Solarpack (+)432 a 502 millones

Tubacex (-)376 a 179 millones

Tubos Reunidos (-)33 a 23 millones

Vidrala (-)2.561 a 2.297 millones

Vocento (-)153 a 92 millones