Gipuzkoa afloró un fraude fiscal de 236,9 millones con 300 actuaciones al día

28.05.2020 | 11:49
El diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, este jueves en las Juntas.

DONOSTIA - La Hacienda de Gipuzkoa afloró un fraude fiscal de 236,9 millones de euros en 2019, cuando los equipos profesionales de la institución foral llevaron a cabo más de 300 actuaciones al día contra la evasión tributaria en este territorio.

El diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, ha comparecido este jueves en las Juntas Generales para dar cuenta de los resultados de la lucha fiscal y de las principales líneas de trabajo que se seguirán en este ejercicio.

La bolsa de evasión aflorada en 2019 en Gipuzkoa es ligeramente inferior a la de 2018, cuando alcanzó los 251,3 millones de euros, y es fruto de 120.257 actuaciones realizadas, lo que supone más de 300 por día.

Por impuestos, la mayor parte de la cantidad aflorada se concentra en IRPF y en el impuesto sobre patrimonio, donde se detectaron 85 millones de euros.

Además, se contabilizaron otros 58,7 millones en el impuesto sobre sociedades, 56,1 millones de euros en el IVA y 37,1 millones de euros en el resto de tributos.

El diputado ha recordado lo "excepcional" del escenario actual, debido a la crisis sanitaria, económica y social que ha provocado la pandemia global de COVID-19, lo que ha motivado que la presentación de los resultados y planes de futuro de la lucha contra el fraude se haya retrasado unas semanas respecto a la fecha habitual.

Larrañaga, quien ha comparecido acompañado por el director foral de Hacienda, Jokin Perona, ha valorado el trabajo realizado por todo el equipo de la institución foral a lo largo del año. "La lucha contra el fraude es una partida que se juega con visión de largo plazo y, por tanto, el resultado de gran parte del trabajo que hacemos hoy lo recogeremos más adelante", ha subrayado.

En cuanto a las 120.257 actuaciones realizadas en 2019, 65.873 se hicieron en IRPF y patrimonio; 5.310 en sociedades; 41.458 en IVA, y 7.706 en alguno de los restantes impuestos.

En este trabajo de fondo, Larrañaga ha destacado la importancia, por una parte, de la colaboración con administraciones y agentes económicos y sociales y, por otra, de la concienciación social, especialmente en el contexto actual.

En cuanto al plan de comprobación del presente ejercicio, Larrañaga y Perona han explicado que la planificación se ha visto notablemente alterada por la crisis del COVID-19.

El diputado foral ha asegurado que en el "delicado contexto" actual la sociedad "necesita la ayuda de las instituciones, que están respondiendo con todos los recursos que tienen a mano".

"Esta situación tensionará de sobremanera las finanzas públicas durante los próximos años, y será necesario asumir mayores niveles de endeudamiento y una gestión impecable de los recursos para sostener los servicios públicos y el nivel de bienestar", ha advertido.

En esta situación, ha dicho que "sería muy triste no darse cuenta de la importancia que tiene el correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias" y ha opinado que "quienes ahora reciben ayudas públicas deberían ser los primeros en hacer frente al fraude", ya que "no es de recibo guardarse los beneficios y socializar las pérdidas".

Larrañaga también ha agradecido la responsabilidad de algunos contribuyentes que han optado por adelantar el pago de sus impuestos "como aportación a la sociedad".

El plan de actuación contra el fraude fiscal de 2020 plantea tres líneas de trabajo principales que incluyen actuaciones de obtención de información, preventivas y de regularización y cobro.

En el primer apartado, se trabajará en la explotación de los acuerdos internacionales de intercambio de información, en el análisis de los obligados tributarios que operan en el ámbito de la fiscalidad internacional, en la consolidación de los procesos de intercambio de información y en el análisis de nuevos modelos de negocio como comercio electrónico o monedas virtuales.

En lo que respecta a las actuaciones preventivas, Larrañaga ha manifestado que la Hacienda foral apuesta por mejorar la tecnología disponible con proyectos como el Suministro Inmediato de Información (SII), Ticket BAI e iniciativas de Big Data y computación cuántica.

También ha destacado la importancia de la concienciación que se lleva a cabo en el ámbito educativo, especialmente a través de la unidad tributaria, que se imparte ya en 91 centros escolares de Gipuzkoa a más de 3.000 alumnos.