Euskadi destinará gran parte del fondo de autónomos a la reactivación del comercio

El sector reclama a Sánchez un calendario para la reapertura escalonada y pide empezar por los pequeños negocios

23.04.2020 | 01:14
La consejera de Comercio, Sonia Pérez, y Arantxa Tapia (Desarrollo Económico), en una reunión con agentes sociales por el virus. Foto: N.G.

donostia – Una parte importante de la recuperación tras el coma inducido a la economía por el coronavirus se juega a la carta de la reactivación del pequeño comercio, la hostelería y el turismo en general y el Gobierno Vasco ya trabaja en un plan para relanzar esas actividades lo antes posible. Las líneas generales están diseñadas y la dotación será un buen trozo de la tarta de 30 millones de euros destinados al rescate de los autónomos y pequeñas empresas. Sin embargo, todavía hay que ajustar algunas cuestiones como la fecha de inicio de reapertura de comercios y por ello todavía no hay fecha para su lanzamiento.

Será en todo caso muy pronto porque, junto a ayudas específicas para amortiguar los efectos del cierre de la mayoría de los negocios, el objetivo del programa es "acompañar" a las empresas durante la etapa de "reencendido del consumo". Los principales destinatarios serán autónomos, micro y pequeñas empresas, el eslabón más débil.

La consejera de Turismo, Comercio y Consumo, Sonia Pérez Ezquerra, explicó ayer en una videoconferencia las bases del plan a representantes del sector del comercio, que será el primero en despertar. También les trasladó la necesidad de elaborar y adoptar protocolos de seguridad al recuperar la actividad, así como analizar las medidas que habrá que tomar en el futuro para afrontar el impacto del COVID-19.

"Aunque es el deseo de todos nosotros poder recuperar la actividad y la vida de nuestras calles y ciudades, somos conscientes de que en esta situación las prescripciones sanitarias son la prioridad y estamos supeditados al avance de la pandemia. Por ello, el desescalonamiento implicará la adopción de protocolos que dependerán de dicha evolución", afirmó la consejera.

En este sentido, apuntó que, junto al "trabajo coordinado" con el Ministerio, el Departamento está elaborando "un protocolo específico que incluye medidas a adoptar por los clientes, medidas de distanciamiento social, higiénico-sanitarias y medidas organizativas, antes, durante y tras la compra".

En el capítulo de ayudas al rescate y reactivación del sector, la consejería confía en que su programa reciba una fuerte inyección del fondo de 30 millones. "Hemos instado a que se atiendan cuanto antes las necesidades de unos de los sectores más afectados por la crisis, por lo que una gran parte de la cuantía de este fondo se orientará a ellos, contando con el asesoramiento de este Departamento en la concepción de estas órdenes", explicó Pérez.

Al mismo tiempo trasladó a los agentes del sector presentes que la primera etapa del programa, el apoyo a las empresas afectadas por el cese de actividad, se pondrá en marcha "con carácter inmediato". Tras esa fase "de resistencia", el Departamento se ha marcado como objetivo estimular el consumo reforzando las ayudas a la modernización y la digitalización del comercio y turismo, sin dejar de apoyar económicamente al sector.

apertura escalonada Una vez puesta en marcha la maquinaria se incidirá en aumentar el ritmo de giro de los engranajes. Para ello, el Gobierno Vasco pondrá en marcha medidas de "dinamización del mercado" como el bono-comercio, que el Departamento de Sonia Pérez "está ultimando con la colaboración del sector", y al que se destinará "una importante partida".

Una de las claves del ritmo de reactivación es el momento en el que se vuelvan a levantar las persianas de los negocios y la Confederación Española de Comercio (CEC) reclamó al Gobierno de Pedro Sánchez que establezca con carácter urgente un calendario aproximado de la reapertura escalonada del sector del comercio, con el fin de eliminar incertidumbre y contar con un margen de previsión que garantice su desarrollo con todas las garantías sanitarias.

Así, propone seguir el modelo que se está implantando en otros países, que han establecido primero la apertura de puntos de venta de hasta 400 metros y de forma progresiva la de comercios de mayor superficie y centros comerciales. Otra medida adicional en esa reapertura escalonada puede ser la de empezar con horarios reducidos, que fueran ampliándose poco a poco.

el fondo de autónomos

30

millones de euros. El Gobierno Vasco anunció la semana pasada un plan de autónomos, con una dotación de 30 millones, para el rescate y reactivación de los negocios de autónomos y micro y pequeñas empresas. La consejera de Comercio aseguró ayer que una "gran parte" tendrá como destino el relanzamiento del comercio, la hostelería y el turismo.