alerta mundial por el coronavirus

Las regulaciones temporales de empleo ya alcanzan a 51.213 vascos

Michelin también aplica un ERTE y la patronal pide que se faciliten los expedientes

24.03.2020 | 01:06
El sector de la automoción es uno de los más afectados por el parón. Foto: Efe

dOnostia – La crónica diaria de los efectos del coronavirus en la economía vasca sigue dedicándole la mayor parte del espacio al repunte de los expedientes de regulación temporal de empleo. Hasta ayer, un total de 7.250 empresas vascas han presentado ERTE, que afectan a 51.213 trabajadores, como consecuencia del parón que ha sufrido la economía por la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

Según datos difundidos por el Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco, el territorio en el que mayor número de ERTE se ha presentado es Bizkaia, con 3.931 y 25.073 trabajadores afectados. En Gipuzkoa, 2.203 empresas han formalizado estos expedientes de regulación de empleo temporal, con 16.490 empleados perjudicados, mientras que en Alava se han contabilizado 1.116 con 9.650 trabajadores afectados.

La semana pasada el Departamento de Trabajo remitió a los agentes sociales un documento que recoge los criterios básicos y las formas de actuación para la presentación y aprobación de los expedientes, en el que se establecen como causas de fuerza mayor, entre otras, la suspensión de actividades, el cierre temporal de locales y las restricciones de movilidad de las personas o mercancías.

También se alude entre ellas al contagio de la plantilla por coronavirus o medidas de aislamiento preventivo, y a la falta de suministros que impida el desarrollo de la actividad. Entre los nombres propios en este frente, en el día de ayer destaca Michelin, que acordó un ERTE para sus plantas de Gasteiz, Lasarte, Valladolid y Aranda de Duero por fuerza mayor en el que la empresa complementará hasta el 83% por ciento del neto aproximadamente. El ERTE en estas plantas está fundamentado en la falta de productos necesarios para la fabricación y tiene como fecha de inicio hoy martes, según informó UGT. El sindicato precisó que en los centros de Almería, Tres Cantos, Illescas y en las oficinas generales de Valladolid se ha acordado que el expediente sea por causas organizativas con unas condiciones todavía por definir.

La decisión de Michelin se produce días después de que la mayor fábrica de Euskadi, Mercedes-Benz tomara el mismo camino. Empresa y sindicatos se reunirán hoy en Gasteiz para avanzar en la negociación del expediente. Mientras tanto, los empresarios continuaron defendiendo ayer la necesidad de mantener la actividad allí donde sea posible para evitar un colapso total de la economía y, al mismo tiempo, de facilitar la tramitación de los ERTE que estén ocasionados por el coronavirus. En esta línea, la patronal vizcaína Cebek advirtió en una comunicación enviada a sus empresas asociadas de que Euskadi no se puede permitir "un cierre global" de la actividad industrial porque la pérdida puede ser "extraordinaria e incluso irreparable", ya que "muchas empresas no volverán a abrir".

Además, pidió a la administración que no se realice una "aplicación restrictiva" del concepto de fuerza mayor por parte de la Autoridad Laboral. En esa línea, los proveedores de automoción y clústeres de este sector, como Acicae en el País Vasco, reclamaron ayer flexibilidad en la aprobación de expedientes de regulación temporales y unidad de criterio en todas las comunidades autónomas.

previsiones

15,6

miles de empleos se podrían perder este año en Euskadi por el impacto en la economía del coronavirus, según el Centro de Predicción Económica (Ceprede). El panel de la Universidad Autónoma de Madrid y la Cámara de Comercio madrileña eleva el impacto en el conjunto del Estado a 300.000 trabajadores. Impacto en el PIB. Según Ceprede, Euskadi perdería en torno a un 1,6% de su crecimiento este año.