El último internacional vasco

20.11.2021 | 00:32
Maxime Lucu, en el centro, con dos de sus compañeros de la selección francesa en el vestuario del XV del Gallo.

Maxime lucu debutó la semana pasada con la selección francesa. Natural de senpere, al igual que charles Ollivon, recuerda con cariño sus inicios en el rugby en esta localidad y su pasión por la pelota

El rugby vasco ha aportado cerca de un centenar de jugadores a la selección de Francia desde que los bleus jugaron su primer partido, en 1906. El último internacional de Iparralde ha sido Maxime Lucu, que el pasado domingo se estrenó con el XV del Gallo frente a Georgia (41-15).

En el minuto 58 del encuentro ante los Lelos, el medio melé de Senpere (Saint-Pée-sur-Nivelle) entró en el campo para sustituir a Antoine Dupont, indiscutible titular y capitán del XV del Gallo ante la ausencia del Charles Ollivon, paisano del lapurtarra. A sus 28 años, en el mismo campo donde juega con el Union Bordeaux Bègles, Lucu cumplía "un sueño" y "saboreaba" sus "primeros veinte minutos de azul" frente a su afición y su familia, "que había viajado en gran número".

Lucu ha alcanzado el renombre internacional en las filas del Union Bordeaux Bègles, un club que ascendió a la máxima categoría en 2011 y que ha ido creciendo hasta alcanzar las semifinales de la liga francesa y de la Copa de Europa este mismo año. El jugador lapurtarra, sin embargo, tiene muy presentes sus raíces, y ensalza en cuanto tiene la ocasión sus orígenes en Senpere. Hace tres años, cuando aún jugaba en la segunda división francesa con el Biarritz Olympique, el medio melé explicaca en el portal Branchez Rugby que sus padres "todavía viven allí, al igual que gran parte de mi familia. Somos una familia bastante unida que compartimos mucho. Todavía recuerdo cuando todo el clan fue a Burdeos o a Toulouse para animar en la final de la Pro D2 a Ximun", su hermano, que aún juega en el club rojiblanco. "En el País Vasco, y entre los Lucu, estamos muy apegados a la familia y los amigos. Tan pronto como tengo un momento libre, aprovecho la oportunidad para ir a casa. A veces también voy a ver a mi antiguo club jugar en Federal 3. Sí, alquilé un apartamento en el BAB (la aglomeración Baiona-Anglet-Biarritz) para acortar los viajes, pero sé que volveré después del rugby".

Como no podía ser de otra manera, los primeros pasos de Maxime en el mundo del rugby llegaron en Senpere. Esta localidad, de cerca de 6.000 habitantes, puede presumir de tener dos internacionales, ya que el capitán del XV del Gallo, Charles Ollivon, también creció allí. Ambos nacieron en 1993 y ambos jugaron juntos en las categorías inferiores de la Entente de la Nivelle, un equipo formado por varios clubes de Lapurdi. Ollivon, no obstante, acabó en la cantera del Aviron Bayonnais antes de recalar en Toulon: "Éramos un grupo enorme, una gran generación. Hoy la mayoría de ellos son amigos. Cuando no están jugando con el club en Federal 3, vienen a verme a Biarritz. Aprendimos los conceptos básicos del rugby mientras nos divertíamos y lo he tenido en cuenta desde que era pequeño".

Además de su formación en Senpere, Maxime Lucu siempre tuvo una referencia en su hermano Ximun, cuatro años mayor. Educado en la cantera del Biarritz Olympique, entre 2011 y 2016 el zaguero creció como jugador en Mont de Marsan. Maxime llegó antes al primer equipo, y en 2014 ya comenzó a destacar entre los rojiblancos. Los dos hermanos jugaron juntos tres temporadas, entre 2016 y 2019. Ese año, con los biarrots todavía en segunda división, el medio melé firmó por dos temporadas con el UBB.

Los hermanos Lucu se han reencontrado como rivales en la máxima categoría esta temporada, aunque Ximun apenas está teniendo protagonismo en el Top 14. El Biarritz y el Union Bordeaux Bègles se enfrentaron en la primera jornada de liga, en el retorno de los rojiblancos a la elite del rugby galo tras lograr ascender hace unos meses. Los biarrots se llevaron la victoria contra todo pronóstico (27-15) y Maxime fue ovacionado por su antigua afición.

la pelota vasca Senpere se autodenomina en su web "la cuna de la pelota vasca", y los frontones también han marcado a sus internacionales. Charles Ollivon considera que haber jugado a este deporte es "probablemente la razón por la que tengo un poco de agilidad con el balón",

A Maxime Lucu también le "apasiona la pelota. Cuando tomé la decisión de unirme al Biarritz, tuve que dejar de jugar porque los entrenamientos y los partidos se llevaban a cabo al mismo tiempo. Aunque trato de jugar dos o tres partidos cuando el rugby me da tiempo, echo mucho de menos la pelota. Afortunadamente, todavía tengo muchos amigos jugando y disfruto mucho yendo a verlos siempre que puedo. Sobre todo a Peio Larralde –campeón individual de trinquete en dos ocasiones–, que es semiprofesional y uno de los mejores en su disciplina".

Su vinculación con su tierra ha hecho que Maxime se haya convertido en embajador de la firma de ropa Katxi Klothing, que pretende con sus creaciones "transmitir parte de la inmensa riqueza cultural vasca".

Un tardío debut Sobre el terreno de juego, el medio melé de Senpere se ha ganado la fama de ser un jugador trabajador y humilde, pero eso no ha impedido que el seleccionador, Fabien Galthié, se ha haya fijado en él. En 2020, con 27 años, Lucu estuvo a punto de debutar con Francia en el Torneo de las Seis Naciones, pero, tras entrenarse con el grupo de internacionales, no llegó a ir convocado a ningún partido.

Galthié, sin embargo, volvió a contar con el lapurtarra para disputar los amistosos de este mes. Aunque el medio melé se quedó en el banquillo frente a Argentina, la semana pasada por fin pudo estrenarse como bleu, "una etapa enorme en la carrera de un jugador".

Lucu volverá a ser el suplente de Dupont hoy en el duelo que Francia disputará frente a los All Blacks en París (21.00 horas), pero aquel chaval que conoció este deporte en Senpere ya puede decir que ha alcanzado la elite del rugby mundial y que es, de momento, el último internacional vasco.

test matches

Italia-UruguayHoy, 14.00

Escocia-JapónHoy, 14.00

Inglaterra-SudáfricaHoy, 16.15

Gales-AustraliaHoy, 18.30

Francia-Nueva ZelandaHoy, 21.00

Irlanda-ArgentinaMañana, 15.15

En julio, Etrillard. Maxime Lucu no ha sido el único jugador vasco que ha debutado recientemente con el XV del Gallo. El pasado mes de julio se estrenó con los bleus el talonador baionarra Anthony Etrillard, canterano del Aviron y actual jugador del Toulon. También debutó entonces el bearnés Antoine Hastoy, nacido en Baiona. El capitán del XV del Gallo, Charles Ollivon, jugó su primer partido en 2014, al igual que el biarrot Teddy Thomas –del Racing 92– y el segunda línea Arthur Iturria, jugador del Clermont nacido en Baiona, se estrenó en 2017. El primer partido con Francia de Camille Lopez se remonta a 2013. El zuberotarra del Clermont, nacido en Bearne, disputó la Copa del Mundo de Japón en 2019 y ha sido internacional en 28 ocasiones, las mismas que Thomas. Iparralde, que cuenta actualmente con una población de cerca de 310.000 habitantes, ha aportado cerca de un centenar de jugadores entre los más de 1153 que han jugado para el XV del Gallo.

un goteo de debutantes

el dato

noticias de noticiasdegipuzkoa