Pelota | Un abismo tras el Manomanista

26.05.2021 | 01:05
Aspe y Baiko Pilota están sufriendo económicamente sin público en las gradas. Foto: Pablo Viñas

Aspe y Baiko consideran que el modelo actual sin público "no es viable" y el verano está lleno de incertidumbre

Con el fin del Campeonato de Parejas y la llegada del Manomanista, el futuro cercano de la pelota a mano profesional se acoda entre nubarrones. El 13 de junio, fecha programada para la final del torneo más importante de la campaña, se termina la etapa regular del curso y comienza el abismo y la duda. "No sabemos qué puede haber después", destacan desde Aspe y Baiko Pilota, promotoras que integran la Liga de Empresas de Pelota a Mano Profesional. Lo que sí está claro es que se volverá a repetir un verano "atípico", alejado de las mieles y la opulencia de años anteriores, en los que las programaciones de ambas firmas se llenaban hasta los topes. En 2020, después de que las dos operadoras tuvieran a sus pelotaris en ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), se creó el Masters CaixaBank, una suerte de Parejas veraniego con combinaciones mixtas, con el objetivo de retomar la actividad de los manistas. Entonces, se podía meter hasta un 60% del aforo. En 2021, en cambio, la cosa no está tan clara y, por ahora, toda la actividad es a puerta cerrada. "Esperamos un verano igual o peor", recitan. Aunque en la presentación del mano a mano, Kepa Badiola, responsable de CaixaBank, dejó abierta la puerta a repetir el campeonato estival, las firmas pelotazales no saben aún si será posible.

"Ninguno de nosotros pensábamos que la pandemia iba a durar tanto tiempo y las empresas estamos haciendo frente a muchos gastos. Creíamos que en 2021 la cosa estaría más o menos normalizada y, sin embargo, ya se están suspendiendo las fiestas de los pueblos, por lo que tendríamos que adaptar las fechas", estima Inaxio Errandonea, director comercial de Aspe. "Hace dos meses nuestra ilusión era llevar a cabo por lo menos las dos grandes ferias del verano: San Fermín y San Mateo, pero ahora mismo no sabemos qué sucederá", esgrime el beratarra, quien sostiene que "vamos semana a semana para organizar el verano, porque todavía no se conoce qué sucederá ni siquiera qué podremos hacer".

La cuestión fundamental es el taquillaje. "No es sostenible este modelo sin aficionados en el frontón. Las empresas han estado dispuestas a perder dinero, pero esto se está alargando mucho. Estamos apurados. Una de las medidas acertadas de la LEP.M fue decidir que no era muy ético meter espectadores pese a tener oportunidad en algunas localidades, todo ello pensando que el verano sería distinto", declara Errandonea. A su vez, destaca que "Aspe y Baiko están sufriendo muchísimo. Los pelotaris están haciendo un esfuerzo y se negociaron unas condiciones por tramos de meses, siempre pensando en que se le podía dar la vuelta. Este verano pensamos que será igual o peor que el anterior".

En una tesitura similar está Baiko. Unai Iglesias, director comercial de la promotora, concreta que "estamos muy preocupados. Espero que en junio podamos ir avanzando cosas, porque, a día de hoy, sin público y sin nada en firme, tenemos que replantearnos seguir o no y qué hacer después del Manomanista". En ese sentido, el dirigente vizcaino explica que hay "todo tipo de opciones" sobre la mesa. "No nos cerramos a hacer algo en las fechas de San Fermín. Estamos hablando con la Federación de Nafarroa para ver si podemos programar algo. Esperamos que también cambie la tendencia de la incidencia del virus con el aumento de la vacunación. Cuando concluya el mano a mano tenemos que sentarnos y valorar cómo plantear los meses siguientes. No nos queda otra opción que esperar hasta entonces", declara Iglesias, quien afirma que "en el Parejas hemos aprovechado para devolver la confianza a los pueblos que se han portado bien con nosotros. En verano también dependeremos del aforo. Habrá que sentarse con pelotaris, empleados de la empresa y ver un poco todo".

Respecto al contexto financiero derivado de la crisis del covid-19, que ha golpeado a toda la sociedad sin paliativos, la empresa bilbaina también está "sufriendo". "Esto es económicamente inviable sin público", reitera Iglesias. "Barajamos que en verano pueda haber un cierto porcentaje de aforo. Esperamos que pronto se pueda meter gente, porque esto tiene mala solución", certifica el de Gernika. "La publicidad ha bajado y la televisión es lo que nos sostiene. No hay subvenciones de ayuntamientos ni taquilla. Para que todo funcione sería necesario un mínimo de aforo que ahora mismo no se podría calcular", finaliza Iglesias.

"Las empresas han estado dispuestas a perder dinero, pero esto se está alargando"

Inaxio Errandonea

Aspe

"No nos cerramos a San Fermín. Estamos hablando para ver si programamos algo"

Unai Iglesias

Baiko Pilota


noticias de noticiasdegipuzkoa