Aizperro y Peñagarikano se miden hoy en Azpeitia

Herri kirolak se juegan 3.000 euros en una apuesta de levantamiento de piedra, aizkora y carrera a pie

18.07.2020 | 00:32
El exremero Joxean Olaskoaga –Aizperro– y el expelotari Kepa Peñagarikano se enfrentarán hoy. Foto: N.G.

donostia – Joxean Olaskoaga –Aizperro– y Kepa Peñagarikano disputarán hoy la apuesta del año en la plaza de toros de Azpeitia (19.00 horas). El exremero y el expelotari podrán enfrentarse por fin después de varios aplazamientos motivados por la lesión del oriotarra, primero, y por el estado de alarma causado por el coronavirus, después. Cada deportista se juega 3.000 euros a que puede acabar antes que su rival un trabajo que consistirá en lograr 35 alzadas con una piedra esférica de 100 kilos, cortar seis kanaerdikos –es decir, seis troncos de 1,25 metros de perímetro– y, por último, correr a pie 4,5 kilómetros alrededor del coso azpeitiarra.

El pasado mes de noviembre, el oriotarra y el azpeitiarra pactaron su desafío para el 14 de marzo, pero a finales de febrero el exremero sufrió un problema muscular en un muslo y ambas partes decidieron aplazar la apuesta a finales de marzo. Después, la crisis sanitaria obligó a posponer aún más su duelo, hasta que los dos deportistas fijaron una nueva fecha en mayo.

Aizperro y Peñagarikano tenían previsto participar en el Campeonato de Pentatlón Vasco del pasado año, pero el de Azpeitia se produjo un corte en la mano mientras se entrenaba con el hacha y no pudo competir. El oriotarra sí participó y, aunque fue el último de los seis contendientes, destacó en varias pruebas y dejó algunas posibles referencias para el duelo de hoy. Por ejemplo, el exremero necesitó tan solo cinco minutos y medio para completar 25 alzadas con la esfera de 100 kilos, empleó más de 15 minutos para cortar tres kanaerdikos y recorrió los tres kilómetros a pie en algo menos de un cuarto de hora. Aizperro, además, llevó a cabo una prueba de arrastre de piedra y de transporte de txingas.

Junto a la dificultad de la apuesta, uno de los grandes atractivos de este desafío será ver cómo se desempeñan en estas modalidades de herri kirolak dos exdeportistas consagrados en otras disciplinas.

Aizperro (Orio, 25-3-1974) tiene una larga trayectoria como remero y entrenador. Dirigió a Orio en varias etapas y, entre otros éxitos, llevó a los aguiluchos a ganar la Bandera de La Concha de 2007. Además de bogar en la trainera oriotarra, también se sentó en las tostas de Hondarribia, Urdaibai, Portugalete o San Pedro, y desde 2016 está apartado del remo.

Por su parte, Kepa Peñagarikano (Azpeitia, 27-2-1981) fue pelotari profesional entre 2001 y 2014, y en 2003 ganó el Campeonato Manomanista de segunda categoría.

Aforo para mil personas El aforo de la plaza de toros de Azpeitia, con capacidad para unos 4.000 espectadores, se reducirá a mil plazas por motivos de seguridad. Los aficionados que deseen asistir deberán llevar mascarilla en el interior del recinto, cada asiento estará asignado a una persona, existirá una separación de metro y medio entre el público, habrá geles desinfectantes a la entrada y los presentes deberán facilitar a la entrada su nombre y su dirección. En opinión de Aizperro, será "más seguro que ir a la playa. Espero que la gente vaya tranquila y sin miedo".

Ambos deberán levantar en 35 ocasiones una esfera de 100 kilos, cortar seis kanaerdikos y correr 4,5 kilómetros a pie

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdegipuzkoa