33-22

Un estreno triunfal

primera fase españa, que vio dos rojas, supera con autoridad a letonia

10.01.2020 | 06:23
La defensa española trata de frenar a Kristopans, el mejor jugador del partido.

España33

Letonia22

ESPAÑA Corrales; Solé (4, 2p), Maqueda (1), Gedeón Guardiola (1), Dani Dujshebaev (1), Raúl Entrerríos (3) y Ariño (1) -equipo inicial-, Pérez de Vargas (1), Aleix Gómez (4, 1p), Alex Dujshebaev (3), Sarmiento (2), Cañellas (3), Ángel Fernández (5), Aginagalde (2), Figueras (1) y Morros (1)

LETONIA Kuksa; Strazdins (1), Kristopans (7), Versakovs (3, 1p), Jurdzs (5), Kreicbergs (2) y Dude (3) -equipo inicial-, Purins (ps), Arajs, Ermanis, Lilienfelds, Politers, Klesniks, Leja (1), Tuminskis y Pavlovics.

Marcador cada cinco minutos 0-1, 2-4, 5-6, 8-8, 11-9 y 14-11 (descanso), 17-13, 19-16, 21-16, 26-17, 26-19 y 33-22 (Final).

Árbitros Mortensen y Kirkholm Madsen (DEN). Expulsaron con tarjeta roja directa a los jugadores españoles Jorge Maqueda (m.25) y Viran Morros (m.32). Además, excluyeron con dos minutos a Dude, Jurdzs (2), Klesniks y Kreicbergs, por Letonia.

Pabellón Spektrum de Trondheim, ante 4.524 espectadores.

Trondheim (Noruega) - La selección española inició su andadura en el Europeo con una clara victoria sobre Letonia, en un encuentro en el que ni las dos expulsiones que sufrió el conjunto estatal lograron mermar la solidez defensiva de los Hispanos.

Y eso que el comienzo no pudo ser más dubitativo para los de Jordi Ribera, que, tan preocupados en controlar las acciones del gigantesco Dainis Kristopans, permitieron los goles de otros. Pero bastó que los de Jordi Ribera acabaran de ajustar su defensa para que la selección española pasase en un visto y no visto de encontrarse contra las cuerdas a situarse con ventaja (5-4) en el tanteador.

España encontró problemas en el acierto del lateral Aivis Jurdzs, que se empeño en hacer la competencia a Kristopans como un más que solvente lanzador. Y la solución la tuvo que hacer sin el concurso del lateral Jorge Maqueda, que vio a los 25 minutos la tarjeta roja directa al entender los colegiados que había golpeado el rostro de un rival en una acción defensiva. España se encomendó al buen hacer de Cañellas para llegar con renta al descanso.

Nueva expulsión Los de Jordi Rivera robaban la pelota en sus dos primeros ataques del segundo tiempo (16-11) y entonces volvieron a surgir en escena los colegiados daneses Henrik Mortensen y Jesper Kirkholm Madsen, empeñados en convertirse en los protagonistas del duelo. Tal y como dejaron claro a los apenas dos minutos del inicio del segundo período con la tarjeta roja directa que mostraron al defensor Viran Morros en una más que discutible decisión. Segunda expulsión que cortó de raíz la escapada en el tanteador del conjunto español.

España se dedicó desde entonces a jugar a base de defensa y de contraataque, una fórmula a la que no encontró nunca respuesta el equipo letón. Una labor defensiva a la que contribuyó notablemente el portero Gonzalo Pérez de Vargas, que, con sus intervenciones, acabó por catapultar a la selección española, que dejó prácticamente sentenciada la contienda con los nueve goles de ventaja (25-16) que alcanzó a poco más de once minutos para el final.

Tiempo que solo sirvió para España ampliase todavía más su ventaja en el marcador, como reflejó el 33-22 final, que confirma que llega a este Europeo dispuesta a revalidar la corona continental que se ciñó hace dos años en Croacia.