El CSD no descarta pedir la inhabilitación de Tebas

justicia el gobierno trasladó ayer a la fiscalía su gestión del'caso fuenlabrada' y su vinculación con el club madrileño

09.09.2020 | 00:47
Javier Tebas, saliendo de la Audiencia de Navarra. Foto: Javier Bergasa

madrid – El Consejo Superior de Deportes (CSD) abrió la puerta a una posible inhabilitación cautelar de Javier Tebas, presidente de LaLiga, después de que el Gobierno haya trasladado a la Fiscalía los vínculos de este con el Fuenlabrada.

"Es algo que está contemplado en el proceso administrativo pero en este momento no estamos ahí. En este momento hemos incoado el expediente, simplemente", indicó Irene Lozano, presidenta del organismo, tras una reunión con el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

La mandataria detalló en qué momento se encuentra ahora mismo la situación: "El Gobierno puso ayer en conocimiento de la Fiscalía los distintos hechos de los que hemos ido teniendo conocimiento en los últimos meses respecto a los vínculos que existen entre Javier Tebas y el Fuenlabrada. La Fiscalía tendrá que investigar y decidir qué hace". "Al mismo tiempo hemos abierto un expediente administrativo para analizar la situación en términos administrativos, no de posibles o presuntos delitos, que es lo que investiga la Fiscalía. En esa situación estamos", señaló.

Preguntada acerca del porqué de esta decisión, indicó que "hemos dejado que los órganos competentes de las organizaciones deportivas, que son las que tienen competencia sobre la competición y lo que ocurrió en julio y los días siguientes, hiciesen su trabajo y la impresión que recibimos a finales de agosto es que el caso se había cerrado en falso". "Nos parece que habían ocurrido hechos suficientemente graves como para que no fuera así. Si la Fiscalía considera que hay que cerrarlo de nuevo, podremos decir que se ha investigado con rigor y se ha cerrado con rigor. Ese es el objetivo", añadió.

Lozano no teme la respuesta de Tebas: "Nosotros tenemos que tomar nuestras decisiones para proteger a la ciudadanía y en este caso para proteger a los deportistas, a los futbolistas, de todo lo que les pone en riesgo". "Es un trabajo de protección al sector que yo tengo que hacer con aquellos comportamientos que no son ejemplares ni positivos para el deporte, que ponen en riesgo a los deportistas y la imagen de nuestro deporte. Si alguien interpreta eso como un movimiento de hostilidad, lo lamento, pero es así", agregó.

Asimismo no cree que esto vaya a afectar a la competición: "La estabilidad del fútbol está garantizada, sobre todo la garantizamos a través de los protocolos muy exigentes y muy estrictos en los que trabajamos conjuntamente y hemos seguido haciéndolo después de que termináramos la temporada 2019-20".

"La temporada 2020-21 va a empezar en el contexto de la pandemia, en un contexto complicado, pero de ningún modo se va a ver contaminada la competición por los asuntos administrativos o penales", afirmó.

Este panorama tampoco supondría una modificación en las condiciones del campeonato ante la posible petición de algunos equipos de ser readmitidos en Segunda División: "Ese debate ya está superado. Ya en su momento LaLiga, que es quien tenía que tomar esas decisiones, las tomó. Y ese debate ya ha pasado".