primera división

El Madrid impone su ley

sigue firme en la liga tras imponerse a osasuna en el sadar

10.02.2020 | 06:26
Benzema evita la entrada de un jugador de Osasuna.

Osasuna1

Real Madrid4

OSASUNA Sergio Herrera; Nacho Vidal, Unai García, David García, Estupiñán; Roberto Torres (Cardona, m. 77), Moncayola (Fran Mérida, m. 9), Darko, Íñigo Pérez; José Arnaiz (Gallego, m. 61) y Rubén García.

REAL MADRID Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Mendy; Modric, Casemiro, Valverde; Bale (Lucas Vázquez, m. 71), Benzema (Jovic, m. 88) e Isco (Vinicius, m. 82).

Goles 1-0, m.14: Unai García. 1-1, m.33: Isco. 1-2, M.38: Ramos. 1-3, M.85: Lucas Vázquez. 1-4, m.92: Jovic.

Árbitro Gil Manzano (Comité Extremeño). Fueron amonestados los osasunistas Nacho Vidal y David García, y los madridistas Carvajal y Ramos.

Incidencias Partido disputado ayer en El Sadar ante 17.000 espectadores.

pamplona - El Real Madrid venció ayer con claridad a Osasuna en El Sadar (1-4) después de remontar con actitud un gol del equipo navarro obra de Unai García, y firmó así su quinto triunfo consecutivo en la Liga que le afianza como líder. Como era de esperar en El Sadar, Osasuna salió a morder desde el primer minuto a un Real Madrid herido tras su eliminación en la Copa ante la Real y que volvía a Pamplona después de tres años. En el minuto tres de partido, José Arnaiz dispuso de la primera ocasión de gol para el equipo local, pero su disparo se marchó cerca de la escuadra izquierda de Courtois.

El primer gol del partido llegó como más le cuesta a Osasuna, a balón parado. Rubén García puso un centro medido desde el córner y Unai García se adelantó a un jugador que muy pocas veces falla en acciones defensivas como Casemiro. La primera parte fue avanzando y en el minuto 33 Isco empató el encuentro con un remate de volea ante el que Sergio Herrera nada pudo hacer. Cinco minutos después Modric sirvió un balón a la cabeza de Casemiro, que cruzó el esférico al primer palo y allí apareció Ramos para poner el 1-2 en el marcador antes del descanso.

El equipo de Zidane salió con algo más de intensidad en la segunda parte, buscando transiciones rápidas con las que sorprender al conjunto navarro. Con un Osasuna volcado sobre el campo madridista llegó el gol que finiquitó el partido. Un mal pase de los locales hacia su portería gracias al que sentenció la contienda Lucas Vázquez. - Efe