Un empate agridulce

Liga Guerreras Iberdrola al Super Amara se le escapó la victoria en un partido en el que fue casi siempre por detrás en el marcador

19.10.2020 | 00:49
Esther Arrojeria se dispone a lanzar a puerta en el encuentro de ayer frente al Málaga en un Gasca con buena afluencia de público.

Super Amara21

Málaga21

SUPER AMARA BERA BERA Arruda, Etxeberria (2), O'Mullony, Terés, Arrojeria (1), Menéndez (3) y Moreno (3) –siete inicial– Fernandes (2), Cardoso, Pizzo (3 p), Cavo, Gil (6), Hernández, A. Etxeberria (1), Fernandes (p.s.).

RINCÓN FERTILIDAD MÁLAGA Castellanos, Sole López (1), Doiro (4), P. García (3), Arderius (6, 2p), Espe López (2) y Medeiros (1) –siete inicial– Campligi, Bravo (1), Pérez, Rojas (3, 2p), Gutiérrez y Fernández (p.s.).

Parciales 1-2, 3-3, 5-3, 6-5, 6-9, 9-11 –descanso– 12-13, 15-15, 16-16, 17-17, 20-19 y 21-21.

Árbitros Andreu Marín (Colegio Catalán) y Javier Álvarez (Colegio Vasco). Excluyeron a Menéndez, Cavo y Ainhoa Etxeberria (2), por el Super Amara; y a Doiro, Campligi, Arderius, Espe López y García, por el Málaga.

Incidencias Partido jugado en el Gasca. Al inicio del partido, el Bera Bera entregó a Arderius y Castellanos, jugadoras del club la temporada pasada, la medalla de campeonas de liga. Además, Mariane Fernandes recibió un galardón como mejor jugadora de la pasada jornada.

donostia – El Super Amara Bera Bera cosechó ayer frente al Málaga un empate con sabor agridulce (21-21). Por un lado, las guipuzcoanas lograron sumar un punto en un partido en el que fueron casi siempre por detrás en el marcador, pero, a la vez, no fueron capaces de rematar su remontada final con una victoria cuando consiguieron ponerse por delante en los últimos compases del choque. A falta de menos de tres minutos, Sara Gil dio una mínima ventaja al Bera Bera (21-20), pero el triunfo se les escapó a las locales de entre las manos. Con 27 segundos por jugar, Castellanos detuvo un lanzamiento de penalti de Manuela Pizzo que hubiera dado la puntilla a las andaluzas, después Silvia Arderius empató nuevamente el encuentro a falta de ocho segundos para el final y, tras un tiempo muerto, el equipo donostiarra dispuso de un último disparo de Laura Hernández que no encontró portería.

El reparto de puntos deja a guipuzcoanas y malagueñas al frente del Grupo A, igualadas con siete puntos.

El resultado final frente a las últimas campeonas de Copa reflejó un partido intenso y muy igualado, en el que brillaron las dos guardametas titulares de cada equipo, Renata Arruda y Merche Castellanos. Las mejores jugadoras del conjunto andaluz fueron la manchega y otra ex del Bera Bera, Silvia Arderius, que terminó con seis goles, como Sara Gil. La actuación de Castellanos se sumó a que el Super Amara ayer no tuvo su día en ataque y, además, erró varios pases que truncaron sus contragolpes.

Durante la primera mitad, guipuzcoanas y malagueñas se alternaron en el dominio del partido. Al Bera Bera le costó entonarse en la defensa. Arderius inauguró el marcador y las visitantes gozaron de las primeras ventajas (1-3), pero las locales, jugando en largo y aprovechando varios robos de balón, acabaron poniéndose por delante (5-3). Las andaluzas estuvieron cerca de doce minutos sin poder marcar. Fueron los mejores momentos del Bera Bera, hasta que el atasco ofensivo se trasladó a las locales, y el Málaga acabó haciéndose con una ventaja de cuatro goles (6-10), su mayor renta en este partido. Antes del descanso, las locales recortaron su desventaja hasta el 9-11.

La segunda mitad estuvo más igualada aún. El Málaga marcó primero (9-12), pero el Bera Bera igualó el resultado y a partir de ahí el choque se convirtió en un continuo intercambio de golpes que se reflejó en los nueve empates que vio el marcador en este período, aunque el equipo local solo estuvo por delante en tres ocasiones (19-18, 20-19 y 21-20). El Bera Bera encontró su mejor arma en el extremo con Sara Gil, que anotó sus seis tantos en el segundo periodo. La catalana dio su última ventaja al Bera Bera, pero las guipuzcoanas no lograron conservar su renta.

Los dos equipos volverán a verse las caras en Málaga, en la final de la Supercopa que se jugará el día 31, aunque, de momento, la atención del Bera Bera se centrará en el sorteo de mañana, que determinará sus primeros rivales en la European League.