Al Acunsa GBC se le escapa otro tren

liga acb el cuadro de nicola resiste al baxi manresa durante los primeros minutos, pero un tercer cuarto fatídico sentencia el partido en favor de los catalanes

30.12.2020 | 00:31
Un lance del partido de ayer en Illumbe. Foto: Gorka Estrada

donostia – El Acunsa GBC tampoco pudo oponer excesiva resistencia al Baxi Manresa, un rival a priori más accesible que los anteriores y que ganó sin sufrimiento en su visita a la cancha del colista. El equipo de Nicola aguantó hasta el descanso para disolverse en una segunda mitad plácida para el equipo catalán. Los guipuzcoanos continúan con solo dos triunfos, en la última plaza de la clasificación, y ven cómo poco a poco se escapan los trenes para reengancharse a la pelea por la permanencia. Continúa a su alcance, cierto, pero por encima de los resultados quedan las sensaciones, y al GBC le cuesta horrores competir durante los 40 minutos de un partido completo.

Acunsa GBC71

Baxi Manresa78

ACUNSA GBC Faggiano (2), Dee (9), Radoncic (17), Tomás (9), Echenique (12)- cinco inicial- Francis, Okouo (2), Span (13), Motos, Magarity, Olaizola, Oroz (7).

BAXI MANRESA Martínez (3), Dani Pérez (11), Vaulet (13), Hinrichs (2), Sajus (8) - cinco inicial- Peñarroya, Báez (9), Tabu (5), Janning (11), Dulkis, Sima, Eatherton (16).

Parciales 19-19, 37-44 (descanso), 48-67, 71-78.

Árbitros Aliaga, Torres y Lucas. Sin eliminados.

Incidencias Partido disputado en llumbe (a puerta cerrada).

Empezó bien el conjunto manresano, consciente de que si podía romper el marcador en los primeros minutos, algo que han sufrido los locales en varios partidos, el encuentro podría ser de guante blanco para sus intereses. Vaulet cogió el timón para realizar un primer cuarto brillante. Pero los guipuzcoanos estuvieron más combativos esta vez y con un reparto coral intentaban no perder comba para poder meterse en un partido disputado de principio a final. Encontraron al local Xabi Oroz como catalizador de su juego.

La gasolina le había durado mucho a un Gipuzkoa Basket cogido con pinzas y a la vuelta de vestuarios llegó su desconexión, Eatherton se echó el Manresa a la espalda y rompió la defensa local. El dominio catalán era total en ambas zonas, el Acunsa recurría al triple sin éxito y la defensa dispuesta por Pedro Martínez terminó de ahogar a un GBC sin ideas, que se encontraba vencido antes de entrar en el último cuarto casi 20 puntos abajo.