Un Jazzaldia casi normal

21.07.2021 | 00:31
Los operarios trabajaron ayer en el montaje de la plaza de la Trinidad.

Hoy arranca la 56ª edición del Festival de Jazz de Donostia que durante los próximos cinco días ofrecerá 60 conciertos de 54 artistas o bandas como Chucho Valdés, Kenny Barron, Silvia Pérez Cruz o Cécile McLorin Salvant.

54artistas y bandas venidos de todo el mundo ofrecerán durante los próximos cinco días 60 conciertos en una 56ª edición del Jazzaldia que parece enfilado hacia la normalidad prepandémica, si bien es cierto que aún le queda camino por recorrer. A falta de un gran espacio de aglutinar a multitudes, como el antes conocido como Escenario Verde de playa de la Zurriola, el Festival de Jazz de la capital no luce tan distinto al de, por ejemplo, 2019, aunque, por supuesto, la obligatoriedad de llevar mascarilla dentro de todos los recintos recordará al público que el covid-19 aún sigue entre nosotros.

En los ocho escenarios con los que contará este año, el festival dispondrá 3.790 localidades, cifra que multiplicada por el número de conciertos, nos devuelve que durante los próximos días el Jazzaldia podría llegar hasta los 27.500 espectadores –el año pasado el público potencial era de 14.000 y el festival alcanzó los 10.000–. Esta subida se debe a la inclusión de nuevos escenarios y al aumento de aforos. Destaca el incremento de localidades en las terrazas del Kursaal –Frigo Gunea y Guuk Gunea– que suman hasta 1.200. En estos espacios se ofrecerán hasta 25 conciertos gratuitos de artistas locales como Paul San Martín, Sara Mansilla, Sara Azurza, No More Jazz Brass Band o Ghost Number y de extranjeros como Jean Toussant, Éric Séva o Benkadi.

Aún quedan entradas para la mayoría de los conciertos, si bien es cierto que algunos de los nombres más potentes colgaron hace días el cartel de No hay entradas. Es el caso de Silvia Pérez Cruz, que actuará con banda el domingo en el Kursaal, donde presentará su proyecto Farsa; también el del doble programa que Kenny Barron y Marco Mezquida ofrecerán el miércoles en la plaza de la Trinidad y del concierto que Marc Ribot ofrecerá el sábado en Chillida Leku.

plaza de la trinidad

La Trini será este año el escenario más potente. De hecho ya no quedan localidades para cuatro de sus cinco dobles programas, mientras queda algún asiento suelto –menos de cinco, al cierre de esta edición– para el concierto inaugural que ofrecerán esta noche el trompetista Dave Douglas y el pianista Franco D'Andrea en formato cuarteto y la posterior actuación de la cantante Cécile McLorin Salvant y el pianista Sullivan Fortner que, tras actuar en Chillida Leku el domingo, presentarán en esta ocasión su último trabajo, The window, galardonado en 2018 con un premio Grammy a Mejor álbum de jazz local.

La velada de mañana, en cambio, tendrá sabor a jazz latino. Por un lado, será el turno de Chucho Valdés, que llegará a Donostia para recoger el premio Donostiako Jazzaldia, un reconocimiento que también se le concedió a su padre, Bebo Valdés a principios de este siglo. Chucho ofrecerá un concierto de jazz latino y ritmos afrocubanos, a punto de que su éxito Jazz Batá cumpla medio siglo. Por otro lado, Gonzalo Rubalcaba (piano) y Aymée Nuviola (voz), jóvenes promesas cubanas y amigos desde la infancia, darán cuenta del álbum Viento y Tiempo en el que repasarán los sonidos más característicos de la isla.

Marco Mezquida ofrecerá el viernes en la Trinidad uno de sus tres conciertos de esta edición –también ha agotado las entradas para su propuesta en solitario en San Telmo y, además, actuará como pianista para Pérez Cruz–, el que comparte con Aleix Tobias (percusión) y Martín Meléndez (violonchelo) y al que han denominado Talismán, una receta contra la tristeza que seguirá explorando en un futuro.
 


La velada se completará con cuatro estrellasdel jazz estadounidense encabezadas por el pianista Kenny Barron, un muy habitual artista en el festival que recibió su premio honorífico en el 2000.

Tampoco quedan localidades para el concierto que ofrecerá la israelí Noa, junto a su estrecho colaborador y magnífico guitarrista Gil Dor. La pareja llegará a Donostia desde Madrid tras actuar en el Palacio Real, precisamente, junto a Marco Mezquida. No se prevén colaboraciones, dado que para el show en Donostia el pianista invitado será un viejo conocido: Iñaki Salvador. Entre los tres presentarán Afterallogy, un acercamiento de Noa a los standards del jazz. La Trini se abrirá ese día con la flautista francesa de ascendencia siria y egipcia Naïssam Jalal que celebrará el décimo aniversario de su proyecto Rhythms of Resistance.

El programa de este espacio concluirá el domingo con dos de las citas más esperadas. Brad Mehldau en formato trío dará inicio a una doble cita que rematará Bill Frisell con un jazz con punteos sobre guitarra eléctrica.

Kursaal


El auditorio Kursaal será este año territorio de homenajes. El viernes, el flautista Jorge Pardo, quevuelve un año más al festival, esta vez acompañado por el guitarrista flamenco Niño Josele, rendirá homenaje a su amigo y colaborador Chick Corea, fallecido el pasado febrero y una de las figuras más respetadas por el público en su paso por el Jazzaldia.

Un día después, el pianista italiado Giovanni Guidi rendirá tributo al Gato Barbieri para conmemorar el 40º aniversario de la publicación del disco The third world en el que el argentino explotó las posibilidades del jazz latino. Además del citado concierto de Silvia Pérez Cruz, las propuestas para el Kursaal se completan con otras dos citas de jazz vocal, la del estadounidense José James y la de la mallorquina Buika.

victoria Eugenia


El teatro Victoria Eugenia inaugurará sus conciertos mañaneros hoy con el homenaje a La Locomotora Negra, big band, que al igual que Valdés, también ha sido distinguida con el premio Donostiako Jazzaldia. Tras medio siglo sobre los escenarios, el conjunto catalán se encuentra en su gira de despedida y aprovechará la ocasión para repasar a referentes imprescindibles como Duke Ellington.

A partir de mañana, el teatro acogerá la iniciativa JazzEñe, para la promoción bandas o solistas del Estado, en un formato showcase. Es decir, en conciertos de 45 minutos cada uno. Ariel Bríngez Quintet, Caminero Quintet, Chano Domínguez Trío, Daniel García Trío, Smack Dab, Sumrrá, Alba Careta Group y Manolo y Curra conforman la oferta.

san telmo


El museo San Telmo será, una vez más, el espacio dedicado al piano que servirá para que los aristas hagan doblete. No en vano, antes de que Dave Douglas toque esta noche, ofrecerá una previa en el museo. Lo mismo hará Mezquida el sábado y Salvador el domingo.

El jueves y viernes, por su parte, un mismo músico se sentará frente a las teclas: el polaco Marcin Masecki, conocido por ser uno de los responsables de la banda sonora del éxito cinematográfico Cold War. En un primer concierto ofrecerá una selección basada en la obra de Thelonius Monk, mientras que en el segundo lo dedicará a mostrar su interpretación de lo que entiende como ragtime.

Las terrazas del Kursaal ofrecerán hasta 25 conciertos gratuitos en dos escenarios que suman 1.200 localidades

Dave Douglas y Franco D'Andrea y Cécile McLorin Salvant y Sullivan Fortner inaugurarán esta noche la plaza de la Trinidad


noticias de noticiasdegipuzkoa