El plan Piztu busca reactivar la cultura de Gipuzkoa

La Diputación destina más de 5,5 millones de euros a un sector especialmente afectado por las restricciones

03.05.2021 | 16:04
Harkaitz Millán y María José Tellería, en la presentación del plan Piztu Kultura.

DONOSTIA - La Diputación de Gipuzkoa destinará más de 5,5 millones de euros al Plan Piztu Kultura 2021 con el objetivo de reactivar la actividad cultural, paliar el impacto de la crisis sanitaria y crear empleo en un sector especialmente damnificado por las restricciones fijadas contra la pandemia.

El diputado de Cultura, Harkaitz Millán, y la directora foral María José Tellería, han presentado este lunes en una rueda de prensa en Donostia los detalles de este plan anual de subvenciones, cuya cuantía se ha incrementado en 1,4 millones de euros, lo que supone un aumento del 37 % respecto al año anterior.

El programa incluye cinco grandes líneas de actuación, con sus correspondientes programas de ayuda: apoyo al tejido cultural; impulso al empleo; ayudas a ayuntamientos y museos; apoyo a los creadores, y fomento de proyectos estratégicos, entre los que se recoge el bono cultura, que se lanzará en la época navideña.

Millán, quien ha reivindicado la cultura como un "bien esencial", ha explicado que el nuevo Plan Piztu 2021 ha tomado en consideración las propuestas realizadas por los agentes culturales y la experiencia adquirida en 2020 por la irrupción de la pandemia.

De esta manera, las ayudas al tejido cultural pasarán ahora a tener carácter bienal con el fin de reducir la incertidumbre y facilitar la planificación a medio plazo de proyectos culturales.

En este primer apartado, dotado con 1,2 millones, se incluyen las ayudas Oreka y Susperka, que apoyan proyectos consolidados y emergentes; Olatuak, para iniciativas de transformación social, y Landabesa, dirigidas a la producción audiovisual y artes escénicas.

La segunda línea estratégica del programa, cuyo presupuesto supera los 2 millones de euros, se centra en la creación de empleo a través de programas como Kultura Eskola, que puede representar además una fuente de empleo; Kultura Kalean, que impulsará actividades de pequeño formato en la calle, o las ayudas Ondarea para la conservación y restauración del patrimonio.

El apoyo a los creadores constituye el tercer eje del plan que, con una cuantía de 521.000 euros, sostiene las becas artísticas, el programa de micromecenazgo Meta y la oficina de información y asesoramiento K-Bulegoa.

Las ayudas a ayuntamientos y museos, que suman más de 900.000 euros, y los proyectos estratégicos, dotados con 516.000 euros, completan el Plan Piztu, que este año no incluye la convocatoria extraordinaria del bono cultura para el verano sino que retoma su lanzamiento habitual coincidiendo con las fechas navideñas.
noticias de noticiasdegipuzkoa