mirarte

Gordailua recibe más de 1.200 obras de artistas vascos de Kutxa Fundazioa

Cerca de 400 piezas ya han llegado al centro de Irun y se espera que el resto lo hagan antes de febrero de 2021

13.11.2020 | 01:28
Carlos Olaetxea, Ander Aizpurua, Harkaitz Millán y Ane Abalde, ayer en la rueda de prensa en Donostia. Foto: Diputación de Gipuzkoa

donostia – Obras de autores del Grupo Gaur, como Eduardo Chillida, o Jorge Oteiza, que hasta ahora guardaba Kutxa Fundazioa descansarán en un nuevo hogar. La Diputación de Gipuzkoa ha llegado a un acuerdo con la fundación por la cual el Centro Foral de Colecciones Patrimoniales, Gordailua, situado en Irun, recibirá más de 1.200 de sus obras. El compromiso entre las partes, no obstante, es más amplio, dado que ambas instituciones han acordado crear una beca de investigación en el ámbito de la conservación patrimonial, un archivo documental y un laboratorio de materiales.

En una rueda de prensa que tuvo lugar ayer en Donostia y en la que participaron el diputado de Cultura, Harkaitz Millán; el director de Gordailua, Carlos Olaetxea; el director de Kutxa Fundazioa, Ander Aizpurua; y la responsable de la Colección de Bellas Artes de la fundación, Ane Abalde, ambas partes dieron a conocer los pormenores de estas nuevas iniciativas.

Kutxa Fundazioa depositará "las obras más relevantes" que tiene en su haber en Gordailua. La de Kutxa es una colección con unas 5.500 obras de arte vasco –sobre todo, guipuzcoano–, que abarca desde finales del siglo XIX hasta la actualidad; unos fondos "heredados" de la Caja de Ahorros Municipal y la Caja de Ahorros provincial y de su subsiguiente fusión. Las 1.200 piezas que a partir de ahora acogerá Gordailua –ya se han trasladado 400 y se espera que para principios de 2021 llegue el resto–, se corresponden con las obras "de mayor valor cultural y artístico" propiedad de la entidad. Según Abalde, los criterios de adquisición de las distintas entidades han sido muy diversos.

Fue en 2019 cuando Kutxa comenzó a catalogar y estipular el valor artístico de cada una de ellas con el objetivo de que fuesen conservadas en Irun, un trabajo que ha llevado a cabo el historiador del arte Mikel Lertxundi. De esta manera, los fondos de Gordailua, compuestos por 70.000 obras y 10.000 cajas llenas de hallazgos arqueológicos y paleontológicos, verán cómo su colección artística aumenta. "Esperamos que con la incorporación de nuestra colección a Gordailua ayudemos a construir una gran colección de arte guipuzcoano", afirmó Aizpurua sobre unas obras a las que se ha garantizado una "óptima conservación", y que estarán a disposición de investigadores que deseen conocer los fondos de Kutxa Fundazioa.

beca y archivo Por otra parte, dentro el acuerdo suscrito por las partes, se contempla que Kutxa, a través de su programación expositiva, dé a conocer el contenido de Gordailua. A su vez, ambas entidades pondrán en marcha una beca de formación no reglada en el ámbito de la conservación del patrimonio y la sostenibilidad. Dicha beca permitirá al interesado formarse en centros de conservación o de almacenaje de colecciones de reconocido prestigio, nacional o internacional, al tiempo que podrá disfrutar de una estancia complementaria de un año en Gordailua.

Por último, la Diputación y Kutxa Fundazioa pondrán en marcha un archivo documental y un laboratorio de materiales, que se alimentarán del proceso de producción y creación de los artistas con los que trabajen.