En bici por la Bardena Blanca

02.09.2020 | 00:58

Presentamos al visitante una propuesta de excursión en bicicleta por la parte central de la Bardena, por esa que denominan La Blanca. Nos guiamos para ello del itinerario que marca Adolfo Martínez en su libro Ciclismo de Montaña, editado por SUA, a quien agradecemos su sugerencia y ante quien, de antemano, nos excusamos por la intromisión en sus papeles.

Propone Adolfo Martínez como punto de arranque el lugar conocido como El Paso, en la entrada de la Cañada Real que se alcanza tomando una pista en el kilómetro 5 de la carretera de Carcastillo a Sádaba. Tras recorrer 4,5 kilómetros. de la pista se llega a una especie de collado con una borda a la derecha. Estamos en El Paso. Se sale por la pista de enfrente a la que traíamos y que es la Cañada Real. A los 400 metros se pasa junto a una balsa a la izquierda y la Cañada nos abandona para volver a encontrarnos con ella junto a una caseta con un pozo.

Seguimos la pista cañada hasta cruzar un barranco y seguidamente encontrar una bifurcación.

Se deja la pista buena que gira a la derecha y seguimos por la Cañada, característica por ser de tierra blanca. Se pasa junto a unas balsas y se atraviesan algunos barrancos en dirección al Prallón.

Dejamos la Cañada que desciende y remontamos por fuerte pista a la derecha y se sube al Prallón.

Se termina la pista. Se tuerce a la derecha y por el campo se sube hasta la cumbre del Prallón, con una hermosa vista sobre la parte más espectacular de La Bardena y el campo de tiro. Volvemos de nuevo por donde hemos venido y retrocedemos por la Cañada hasta encontrar unos campos de cultivo a la izquierda. Los bordeamos hasta encontrar un único descenso al circo que se forma debajo del Prallón.

Bajamos por la espectacular arista y seguimos por el fondo del circo serpenteando hacia el Sur, hasta un pequeño collado. Se baja y seguimos por debajo de las paredes a la derecha, para llegar a una caseta con una balsa.

Seguimos bordeando paredes hasta encontrar la cabecera de un barranco y una arista de bloques de piedra. Bordeamos la arista y atravesamos un barranco por terreno inconcreto. La pista está cercana. La seguimos hacia la derecha hasta llegar a una borda. Doscientos metros más adelante sale otra pequeña pista a la izquierda, hacia otra borda. Nos dirigimos a ella y pasamos por detrás siguiendo caminos de ovejas hacia un cabezo plano que se ve a lo lejos. La atravesamos y buscamos una zona con suelo de piedra y después se atraviesa el barranco por un camino de ovejas para ver otras bordas. Nos dirigimos a ellas por terrenos sin cultivos, describiendo una amplia curva a la derecha.

Seguimos por campos, a la izquierda de las cercanas lomas, hasta encontrar un barranco con una pista que lo atraviesa. Remontamos el barranco hasta dar vista a una loma con grandes bloques a la izquierda. Salimos del barranco y bordeamos la loma por la izquierda hasta salir a una pista. Torcemos a la derecha y seguimos la pista que pasa junto a una corraliza para llegar a otra pista.

Continuamos por la nueva pista hacia la derecha pasando por debajo del Cornialto (corralizas y balsa) hasta llegar a El Paso.

Habremos recorrido 34,500 kilómetros de mediana dificultad, con un desnivel de 250 metros y en un horario entre cuatro a seis horas de pedaleo. Es aconsejable llevar, por si acaso, abundante agua.