Guía para convivir con un infectado con coronavirus

Hay que cumplir y hacer cumplir ciertos requisitos de higiene y aislamiento para el paciente

18.03.2020 | 14:29

¿Cómo convivir con un enfermo de coronavirus? Es una de las preguntas que se hacen hoy muchas personas por el temor a estar contagiados o convivir con alguien que lo esté. Y es que no todos los afectados necesitan estar ingresados. Por ello, el Ministerio de Sanidad ha lanzado una serie de recomendaciones domiciliarias para el manejo de pacientes con sospechas o que presenten síntomas leves.

Esta guía está orientada a personas que convivan con pacientes contagiados por coronavirus con sintomatología leve que pueden pasar la enfermedad confinados en su casa y recibir atención domiciliaria.

Para estas personas se recomienda cumplir y hacer cumplir ciertos requisitos de higiene y aislamiento para el paciente.


Fuente: Ministerio de Sanidad

¿Cómo aislar a un paciente con coronavirus en casa?


El aislamiento de un paciente con coronavirus en un domicilio puede realizarse si éste presenta una sintomatología leve y si las personas que conviven con él no presentan enfermedades crónicas o un sistema inmunológico vulnerable.

En caso de cumplir estos requisitos, el paciente deberá permanecer aislado del resto de los miembros del hogar en una habitación bien ventilada y usar, de ser posible, un baño en exclusiva. Si esta opción no es viable, el baño deberá lavarse con lejía tras cada uso del paciente infectado.

Las personas que le atiendan deberán utilizar mascarillas y guantes para evitar el contacto con los fluidos corporales del enfermo. Así mismo, deberán mantener unas pautas de higiene estrictas como lavarse las manos con frecuencia con agua caliente y jabón y una distancia de seguridad mínima de dos metros.

En la habitación del paciente deberá colocarse una papelera con tapa automática y una bolsa de plástico en su interior con cierre hermético para alojar cualquier desecho del paciente.

¿Cómo compartir un baño con un infectado por coronavirus?


Si no quedara otra opción que compartir el aseo, el paciente podrá usarlo de forma habitual minimizando el contacto con objetos y desechando la ropa que utilice o usen un cubo exclusivo para ello. Los utensilios de aseo serán de uso individual. Y deberá recordar bajar la tapa antes de tirar de la cadena.

Tras cada uso, se recomienda la limpieza con lejía de todas piezas sanitarias y todos los objetos que haya podido utilizar el contagiado.