Un oficio que conlleva altas dosis de riesgo

Desde 2017 varios periodistas han muerto en la UE en circunstancias no esclarecidas

08.07.2021 | 00:33

Madrid – La maltesa Daphne Caruana Galizia falleció el 16 de octubre 2017. Trabajaba en una información sobre las conexiones de algunos políticos de su país con casos de corrupción.

El 26 de febrero de 2018 fueron asesinados el periodista eslovaco Jan Kuciak y su novia. Kuziak había ganado gran notoriedad por sus investigaciones sobre casos de corrupción.

La periodista búlgara Viktoria Marinova fue violada y asesinada el 6 de octubre de 2018 . Marinova realizaba una investigación sobre una presunta corrupción con fondos de la UE. En Irlanda del Norte fue asesinada la periodista irlandesa Lyra McKee cuando cubría una protesta en Derry el 18 de abril de 2019.

El último informador muerto en la UE, en 2021, fue el griego Yorgos Karaivaz, periodista de televisión especializado en información criminal. En 2020, el jefe de redacción del semanario búlgaro 168 chassa (168 horas), Slavi Anguelov, conocido por sus trabajos sobre el crimen organizado, resultó gravemente herido tras ser apaleado por desconocidos.

noticias de noticiasdegipuzkoa