La negativa de los 'frugales' impide el acuerdo de recuperación de la UE pese al acercamiento de posturas

Países Bajos y aliados se mueven y aceptan 350.000 millones en subvenciones, pero la mayoría fija el límite en 400.000 || El Banco Central Europeo se suma a la presión y reclama un acuerdo ambicioso aunque se alarguen las negociaciones

20.07.2020 | 01:11
Momento de la reunión que mantuvieron ayer los líderes de los países 'frugales' para debatir la propuesta de Finlandia. De izquierda a derecha, Mark Rutte (Países Bajos), Sebastian Kurz (Austria), Sanna Marin (Finlandia), Stefan Lofven (Suecia) y Mette Frederiksen (Dinamarca). Foto: Efe

pamplona – La tercera jornada de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que buscaba un acuerdo para el plan de recuperación volvió a tropezar en las mismas piedras que el viernes y el sábado: las posturas opuestas entre los llamados países frugales y el grueso de estados miembros, sobre todo los del arco sur del Mediterráneo, los más afectados por la pandemia, que serían los receptores de gran parte del dinero. Las negociaciones comenzaron con propuestas muy alejadas y, aunque ayer hubo movimientos por ambas partes, parecía que la cumbre iba a terminar sin acuerdo a altas horas de la noche.

La jornada comenzó ayer con numerosas reuniones bilaterales multilaterales. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, juntaron en la misma sala a los líderes de España, Italia, Francia, Alemania, Portugal y Grecia, buscando cómo afrontar una reunión oficial de los Veintisiete que por ello comenzó bastante más tarde de lo previsto.

se mueven los 'frugales' Por otra parte, Finlandia reunió a los países frugales: Países Bajos, el gran escollo en estas negociaciones, con la inflexible postura de su primer ministro, Mark Rutte, Austria, Suecia y Dinamarca y les presentó una propuesta de mínimos que estos aceptaron y plantearon al resto de países: reducir el fondo total de recuperación de 750.000 millones de euros a 700.000, que quedarían divididos al 50%: 350.000 millones de euros en ayudas directas no reembolsables y la misma cantidad para créditos.

A cambio, reclamaban mayores reducciones del dinero que deben aportar a las cuentas comunitarias (y que deben pagar el resto de Estados miembros) y que se establezca un férreo control antes de aprobar el desembolso de las ayudas del plan de recuperación.

Un movimiento de un grupo de países que desde el principio se mostró reacio a las subvenciones y que al menos ayer planteó una propuesta, que distaba mucho de los 500.000 euros en ayudas directas del planteamiento del viernes de la Comisión Europea o de los 450.000 del sábado. Y una propuesta que fue rápidamente rechazada por el resto de países, que dejaban caer extraoficialmente que no aceptarían menos de 400.000 millones de ayudas directas.

contraataca michel Y esa fue precisamente la última propuesta que realizó anoche Charles Michel: una opción intermedia que planteaba devolver a la negociación los 750.000 millones de euros de fondo de recuperación, pero de los cuales sólo 400.000 serían en transferencias y 350.000 en créditos.

Aunque más elevada que la que sugerían los socios del norte, esta propuesta reduce en 100.000 millones las transferencias que pedía la Comisión Europea en su planteamiento original, en el que ascendían a 500.000 millones.

En su discurso ante los 27 líderes, Michel recalcó que durante los dos primeros días de negociación escuchó "atentamente" a cada socio e incluyó en sus propuestas la mayor parte de las exigencias de los países frugales, incluso reduciendo en dos ocasiones el volumen del fondo o reforzando la condicionalidad de las ayudas.

Tras recordar a los líderes su responsabilidad para con los ciudadanos y el golpe que la crisis del coronavirus ha supuesto en la Unión Europea, Michel les pidió decidir si son capaces de contribuir a "construir la unidad europea y confianza" o bien optarán por "el desgarro" y deberán presentar una Europa "débil, dañada por la desconfianza".

Michel cerró el discurso, según han apuntado fuentes conocedoras de la negociación, afirmando que su deseo es lograr a un acuerdo "y que los periódicos europeos titulen que la Unión Europea ha logrado una misión imposible".

presiona lagarde También quiso sumarse a la presión durante la jornada de ayer la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, que quiso dejar claro que lo mejor es que se acuerde un plan de ayuda "ambicioso" en lugar de un pacto rápido a cualquier costo.

"Lo ideal es que el acuerdo de los líderes sea ambicioso en términos de tamaño y composición del paquete (...) aunque tome algo más de tiempo", afirmó la dirigente francesa a la agencia de noticias Reuters

Dos bandos muy claros. La jornada de ayer, la tercera consecutiva de la cumbre, evidenció las 'dos Europas' que hay ahora mismo dentro de la Unión Europea.

Los 'frugales' y Finlandia. Los países frugales (Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia) se han mostrado en todo momento reacios a que la mayoría del fondo de recuperación se reparta mediante ayudas directas a fondo perdido. Ellos apuestan por los créditos y por obligar a los países que los reciban a realizar profundas reformas. Ayer se sumaron a una propuesta que realizó Finlandia de reducir el fondo total y de que sea el 50% en ayudas directas y el otro 50% en créditos.

Los países más afectados. Los países más poblados y afectados por la pandemia de Europa, encabezados por Alemania, Francia, España, Italia, Portugal y Grecia, se mantienen unidos desde el principio apostando por que la mayoría del fondo se destine a subvenciones.

propuesta del sábado

750.000

Millones de fondo de recuperación. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, presentó otra propuesta que mantenía la cifra.

450.000

millones de euros en ayudas directas no reembolsables. Se reducían en 50.000 millones de euros en un intento de contentar a los países frugales.

300.000

millones de euros en préstamos que deben devolverse. Michel incrementaba la cantidad y reducía la aportación de los frugales en el futuro presupuesto.

Países a favor. España, Italia, Francia, Alemania, Grecia, Portugal...

Países en contra. Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia.

propuesta del viernes

750.000

Millones de euros de fondo de recuperación. Cantidad propuesta por la Comisión Europea y respaldada por el Parlamento Europeo.

500.000

millones de euros en ayudas directas no reembolsables. Serían subvenciones que recaerían en cada país según hubiera sido afectado por la pandemia.

250.000

millones de euros en préstamos que deben devolverse. Cantidades que cada país tendría que retornar en plazos asequibles y sin intereses abusivos.

Países a favor. España, Italia, Francia, Alemania, Grecia, Portugal...

Países en contra. Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia.

2ª propuesta del domingo

750.000

Millones de euros de fondo de recuperación. Charles Michel recuperaba anoche la cantidad total planteada inicialmente.

400.000

millones de euros en ayudas directas no reembolsables. Se amplía en 50.000 millones la cantidad propuesta por los frugales, 100.000 menos que la inicial.

350.000

millones de euros en préstamos que deben devolverse. La última propuesta mantiene la cifra en créditos que planteaban los frugales, 100.000 más que la inicial.

Última opción. Esta propuesta la presentó Charles Michel antes de la cena de los Veintisiete como última esperanza para llegar a un acuerdo.

la evolución de la cumbre

1ª propuesta del domingo

700.000

Millones de fondo de recuperación. Propuesta de Finlandia de rebajar 50.000 millones de euros del fondo total, apoyada por los frugales.

350.000

millones de euros en ayudas directas no reembolsables. Se recorta en 150.000 millones de euros la cantidad de la propuesta inicial y en 100.000 la del sábado.

350.000

millones de euros en préstamos que deben devolverse. Se igualan ambas partidas. Los frugales aportarían unos 46.000 millones menos en el futuro presupuesto.

Países a favor. Finlandia, Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia.

Países en contra. España, Italia, Francia, Alemania, Grecia, Portugal...

"Trabajaré para que haya acuerdo, aunque no sea posible alcanzarlo en esta cumbre"

angela merkel

Canciller alemana

"Lo ideal es que el acuerdo de los líderes sea ambicioso aunque tome algo más de tiempo"

christine lagarde

Presidenta del Banco Central Europeo