Un herido tras ser apuñalado en una mezquita de Londres

El templo musulmán es uno de los más concurridos del país y tiene capacidad para albergar a unos 5.000 fieles

21.02.2020 | 01:39

londres – Una persona resultó herida ayer en un ataque con cuchillo en el interior de una mezquita del centro de Londres. El ataque tuvo lugar durante las oraciones de la tarde, pasadas las 15.00 horas en la Mezquita Central de la capital londinense, próxima a Regent's Park.

La Policía británica confirmó que el agresor fue detenido de inmediato por "intento de asesinato". Poco después del ataque, la Policía Metropolitana de Londres anunció que, por el momento, el incidente no está siendo investigado como un acto terrorista. Según varios fieles, el agresor, de 29 años, había empezado a acudir a este templo hacía unos seis meses.

La víctima es un hombre que recibió varias heridas de arma blanca y fue trasladado al hospital tras se atendido en el centro de culto por los paramédicos. Se trata de un varón de unos 70 años de edad, según las autoridades, cuya vida no está en peligro a pesar de las heridas sufridas. Según han confirmado desde la propia mezquita, la víctima es el muecín del templo, la persona que llama al rezo. Uno de los testigos ha explicado que el agresor estaba rezando detrás de la víctima antes de apuñalarla por la espalda.

En el momento de los hechos, durante la oración de la tarde, se estima que había unas 100 personas dentro de la Mezquita Central de Londres, considerado uno de los mayores templos del país y con capacidad para albergar a unos 5.000 fieles.

A principios de mes, un hombre mató a dos personas antes de ser abatida por la policía en el barrio londinense de Streatham. El terrorista había salido de la cárcel tras cumplir la mitad de una condena de tres años y cuatro meses por delitos de terrorismo y estaba bajo vigilancia de la policía.

Las imágenes captadas por los presentes en el interior de la mezquita durante el ataque y el posterior arresto y que fueron difundidas en las redes sociales muestran a un hombre de aspecto caucásico, con una sudadera roja y descalzo.

El primer ministro, Boris Johnson, expresó su pesar por el ataque. "Es terrible que esto ocurra, especialmente en un lugar de oración. Mis pensamientos están con la víctima y con todos los afectados", escribió en su Twitter.

También condenó los hechos el alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien se mostró "profundamente preocupado" por lo sucedido. "Todo londinense tiene derecho a sentirse seguro en su lugar de culto y quiero asegurar a las comunidades de Londres que los actos de violencia en nuestra ciudad no serán tolerados", escribió en su Twitter, subrayando que la Policía ha desplegado recursos adicionales en la zona.