Piden 5 años y medio para un hombre acusado de abusar de su hija adoptiva de 7 años

Presuntamente sometió a la niña a distintos tocamientos de índole sexual cuando tenía siete años

02.07.2020 | 14:41

La Fiscalía pide cinco años y medio de cárcel para un hombre acusado de abusar de su hija adoptiva, a la que presuntamente, sometió a distintos tocamientos de índole sexual cuando la niña tenía siete años.

La acusación particular eleva su petición de prisión hasta los trece años, al entender que el procesado es autor de un delito contra la libertad e indemnidad sexual de la pequeña con abuso de superioridad y de confianza, mientras que la defensa, que ejerce el abogado José Luis Cantero, reclama la libre absolución de su cliente.

Según recoge el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, los hechos sucedieron entre enero de 2018 y julio de 2019, período en el que el acusado y la perjudicada compartieron domicilio, junto a otros familiares, en dos localidades del interior de Gipuzkoa.

El documento precisa que, en ambos lugares, el inculpado aprovechaba las ocasiones en las que se quedaba a cargo de la niña, para practicarle distintos tocamientos "con ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos".

El texto aclara que los hechos habrían tenido lugar "en el salón y en las habitaciones de los citados domicilios", "contra la voluntad de la menor" y "fuera de la vista de los demás miembros de la familia".

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de abuso sexual a una menor por el que reclama cinco años de cárcel y ocho años de libertad vigilada, una vez concluya la pena de cárcel.

Asimismo demanda que el hombre no pueda comunicarse con su víctima ni aproximarse a ella durante siete años y que la compense con 6.000 euros por los daños y perjuicios causados.

Igualmente, pide que el inculpado sea inhabilitado seis años para el ejercicio de los derechos de patria potestad, tutela, guarda y curatela, y durante cinco años para cualquier profesión que conlleve contacto regular con menores de edad.

La acusación particular eleva su solicitud de pena hasta los 13 años de reclusión, demanda igualmente la suspensión de la patria potestad, que se impida al hombre aproximarse a la niña, y que la indemnice con 30.000 euros.