Aranzadi busca voluntarios para localizar nidos de golondrina

La Sociedad de Ciencias pretende crear un censo de estas aves migratorias con el proyecto Enarak

05.05.2022 | 11:38
Un nido de golondrina

La Sociedad de Ciencias Aranzadi busca voluntarios para localizar nidos de golondrinas, vencejos y aviones comunes en Gipuzkoa, con el fin de llevar a cabo un censo de estas aves migratorias en este territorio.
Según informa el departamento de ornitología de Aranzadi, los datos recabados servirán para "alimentar" una herramienta digital denominada Enarak, que permitirá ubicar los nidos de estos pájaros insectívoros, habitantes del África subsahariana, que cada año llegan a Europa al final de la primavera para anidar y reproducirse.

Según explica la ornitóloga de Aranzadi Olatz Aizpurua, los nidos de las golondrinas, los vencejos y los aviones comunes resultan "esenciales para la supervivencia de sus poblaciones y, por lo tanto, su destrucción es letal para ellas". "Todos relacionamos el sonido del verano con el canto de estos pájaros, que pertenecen a nuestro patrimonio natural", ha descrito Aizpurua.

Aquellas personas interesadas en participar en el proyecto Enarak, financiado por Fundación Kutxa y pionero en Euskadi, recibirán formación en la materia a través de charlas y talleres en diversos municipios.


Antiplaga biológica

Los datos de los nidos se introducirán en el portal de ciencia ciudadana Ornitho Euskadi y posteriormente se volcarán en el "visor digital Enarak", de forma que tanto los expertos como las instituciones y los ciudadanos podrán "visualizar los datos en cada municipio". Esta iniciativa también tiene como objetivo "la sensibilización y concienciación ciudadana en la importancia de la biodiversidad urbana y en la conservación de estas especies insectívoras".

Aranzadi recuerda que estas aves, cuyas poblaciones están sufriendo "una disminución importante" hacen funciones "de antiplaga biológica", ya que "una golondrina común consume 800 insectos al día" mientras que un avión común caza 530 y el vencejo llega a devorar 55 kilos en un solo año. "Este maravilloso control de plagas biológico es necesario en la cadena alimenticia, pero también lo es para nuestra propia salud", recalca la sociedad de ciencias. 

noticias de noticiasdegipuzkoa