“Soy inocente. La Guardia Civil hizo lo que quiso conmigo”

Los dos presuntos asesinos de Javier Ardines se declaran inocentes, pero el móvil y el coche les sitúan en la escena

03.11.2021 | 00:37
Los acusados del asesinato de Ardines, en la sesión de ayer. Foto: Efe

Oviedo – Los dos sicarios acusados por la muerte del asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines en agosto de 2018, D. Benatia y M. Kelii (argelinos y residentes en Bilbao), negaron cualquier participación en los hechos. El primero de ellos acusó ayer a la Guardia Civil de presionarle "hasta hacerle confesar lo que ellos querían", mientras que el segundo indicó que conoció la acusación en Suiza.

D. Benatia aseguró que "no ha tenido nada que ver en la muerte de esta persona". "Soy inocente, la Guardia Civil me ha liado, hicieron lo quisieron conmigo, dije lo que me mandaron decir, me jodieron la vida. No tengo nada que ver con la muerte de esta persona ni nada. Me pagaron, me insultaron, me mintieron, hicieron lo que quisieron conmigo, me amenazaron con que no volvería a ver a mi familia ni mis hijos", indicó. En una línea similar se expresó su compatriota Kelii, quien, preguntado por el terminal telefónico a su nombre y que lo situaba en el lugar de los hechos, manifestó que lo usaba un sobrino y que lo perdió a mediados de agosto, aunque no denunció su desaparición al no tener mucho valor. La investigación también identificó el vehículo de Benatia, a lo que el acusado respondió que tiene un coche "como el de todo el mundo".

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa