La Fiscalía de Gipuzkoa alerta de la "pérdida de pudor" de los menores a hacer desnudos en el móvil

"El daño que causan las redes sociales por su uso inadecuado no siempre es medible", advierte el Ministerio Público

15.09.2021 | 14:56
Alertan de la "pérdida de pudor" de los menores a hacer desnudos en el móvil

La Fiscalía ha detectado un "salto" cualitativo en los casos de pornografía infantil registrados en Gipuzkoa donde, a pesar disminuir las denuncias, se constata la pérdida de "pudor" de los menores a "hacer desnudos completos frente a la cámara del móvil, delante de un número indeterminado de personas anónimas".

El Ministerio Público hace esta reflexión en su Memoria Anual correspondiente al año 2020 que, en su apartado dedicado a los menores, se hace eco de la disminución de los delitos contra la libertad sexual en este ámbito, de 27 a 17, respecto al año anterior, "consecuencia" del período de confinamiento decretado por la pandemia de la covid-19.

El documento explica, en este sentido, que en 2020 también disminuyeron las denuncias de delitos "relacionados con la obtención, uso y consumo de pornográfica infantil", con sólo seis casos contabilizados, si bien alguno de ellos de "notable" gravedad.

"Ciertas jóvenes han pasado la línea de comercializar con su cuerpo al modo tradicional a hacerlo de forma digital", aclara la memoria, que detecta asimismo un "salto" cualitativo en estos comportamientos que han pasado "de intercambiar archivos con fotos y vídeos con desnudos entre jóvenes por Whatsapp, a subir a Facebook vídeos de menores manteniendo relaciones sexuales" y "a realizar exhibiciones publicas libremente y sin coacción antes las cámaras del teléfono".

"Se pierde el pudor a hacer desnudos completos frente a la cámara del móvil, delante de un número indeterminado de personas anónimas con el aliciente de obtener más 'likes' en la cuenta de Instagram y ciertas cantidades de dinero", aclara el escrito.

Se da la circunstancia de que en noviembre de 2020 una investigación desarrollada por la Ertzaintza en colaboración con la Guardia Civil permitió identificar a tres varones (dos de ellos menores) en Madrid, Málaga y La Coruña que presuntamente captaban a chicas de menos de 18 años, para sesiones de pornografía en Internet.

Cuatro de las víctimas, de entre 12 y 15 años, residentes en diferentes localidades de Gipuzkoa y Araba, a las que al parecer los investigados ofrecían dinero, ropa de marca, la promoción de seguidores en sus redes sociales y otros favores a cambio de realizar en directo conexiones pornográficas en línea ante usuarios desconocidos, según informó en su momento el Departamento Vasco de Seguridad.

En otro orden de cosas, la Fiscalía recuerda que Instagram "sigue siendo la red social más utilizada por los jóvenes", donde "en alguna ocasión" varios investigados presuntamente llegaron a crear "una cuenta falsa con nombres ficticios" para "usurpar la identidad" de otra persona "a la que se pretendía perjudicar" y "desde la cual se hicieron comentarios hirientes, amenazantes etc a círculos cercanos a la víctima".

"El daño que causan las redes sociales por su uso inadecuado no siempre es medible", insiste el Ministerio Público que asimismo ha detectado una disminución de los casos de acoso escolar denunciados en Gipuzkoa (tres), lo que atribuye también al hecho de que "gran parte del curso escolar se ha desarrollado mediante" internet "por la crisis sanitaria".

"Obviamente, la menor interactuación del grupo beneficia a aquellos que son objeto de sus burlas, fobias y ataques", si bien precisa que "paradójicamente la situación de cofinamiento no acentuó los conflictos en la relación paterno-filial", dado que los delitos de violencia domestica en este ámbito bajaron de 68 expedientes a 42.

La memoria también dedica un apartado a los tres procedimientos de menores con "mayor complejidad" o "susceptibles de ser calificados como de máxima gravedad" en Gipuzkoa, uno de ellos, ya sentenciado, por un delito de asesinato en grado de tentativa ocurrido el 26 de agosto de 2020, cuando los tres acusados agredieron y apuñalaron a una persona.

El segundo responde, según la Fiscalía, a "la máxima expresión de la violencia filio-parental", ya que una joven y su novio presuntamente "intentaron matar a la progenitora con un cuchillo de cocina". Unos hechos que todavía están en fase de instrucción.

El tercero y último de estos casos es el de una presunta agresión sexual "de un joven de un centro de acogida a otra joven de catorce años también usuaria del centro".

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa