Metro de Donostialdea: Acciona, Iza y Altuna y Uria completarán el tramo Miraconcha-Easo

Acciona, Iza y Altuna y Uria completarán el tramo Miraconcha-Easo por 47,8 millones y esperan retomar las obras en mayo

25.03.2021 | 18:24
Varios operarios trabajan, el pasado mes de enero, en la excavación del túnel para la construcción del Metro Donostialdea en Amara.

El mismo día que el Pleno del Ayuntamiento de Donostia debatía una moción conjunta de EH Bildu y Elkarrekin Podemos para la suspensión de la adjudicación de las obras del metro de Donostialdea, el proyecto ha recibido un importante impulso, con la apertura, este jueves, de los sobres que contenían las ofertas de las constructoras y la valoración de las mismas. De este modo, y salvo sorpresa, ya se conoce cuál será la oferta elegida para reanudar las obras paralizadas en septiembre de 2020, después de que se abriese un socavón en el centro de Donostia debido a las obras de excavación.

El proyecto constructivo del tramo Miraconcha-Easo del Topo, en su fase 2, ya tiene un plan, una hoja de ruta. Y finalmente, todo apunta a que no serán las mismas empresas constructoras las que completen esta obra. A falta de los trámites administrativos pertinentes, la UTE adjudicataria será la formada por las empresas Acciona, Iza, y Altuna y Uria. Estas completarán este tramo por 47,8 millones de euros en un plazo de 40 meses. La rebaja respecto al precio base de licitación (50,9 millones) es del 6,06%.

Según ha podido saber este periódico, el objetivo de ETS es reanudar las obras en mayo, por lo que la actuación debería estar completada en septiembre u octubre de 2024.

Aunque no se trata de la propuesta más ventajosa económicamente, la oferta mejor valorada sí ha obtenido una amplia ventaja en el apartado técnico y también en el cómputo global del concurso público iniciado por Euskal Trenbide Sarea (ETS): un total de 81,01 puntos frente a los 74,46 que ha logrado la segunda mejor oferta, realizada por la UTE que se había encargado de este mismo tramo hasta ahora (Cavosa, Campezo, Mariezkurrena y Zubieder), antes de la resolución del contrato inicial.

Esta segunda propuesta es ligeramente más cara que la ganadora, de 48,3 millones de euros, y aunque ha obtenido una buena valoración técnica (34 sobre 49 puntos), no iguala a la opción ganadora (39 de 49) tampoco en este apartado. Se han presentado siete ofertas diferentes en total y la más barata ha ofrecido una rebaja económica del 10,5%, 45, 5 millones frente a los 50,9 del precio base de licitación (2,3 millones menos que la UTE ganadora).

Las obras de este tramo del Topo bajo el centro de Donostia quedaron en suspenso el pasado verano, tras la apertura de un socavón bajo un edificio de la calle Zubieta, que estuvo causado por la entrada de agua y arena en agujeros del subsuelo kárstico, que no habían sido localizados en los estudios previos.

Según recordó el gestor de infraestructuras ferroviarias del Gobierno Vasco, ETS, "se detectó la presencia de roca permeable y se estimó que era necesario impermeabilizar el terreno, mediante la ejecución de un tratamiento específico sobre la clave del túnel, para mejorar su capacidad resistente".

Estos 47.846.896,74 euros que costará rematar este tramo se sumarán a lo gastado hasta el momento en el proyecto suspendido (35,3 millones), y en consecuencia, el segundo tramo de la variante ferroviaria del Topo en Donostia tendrá un coste total de 83,1 millones si no hay más imprevistos. Son 30 millones más que el precio inicial; es decir, un 56% más de lo inicialmente previsto: la primera adjudicación fue de 53,2 millones, un 26% menos que el precio de licitación.

Tras la paralización de los trabajos, el consejero de Transportes, Iñaki Arriola, ya advirtió de que los nuevos métodos constructivos serían más caros y más lentos y calculó que el sobrecoste sobre el primer proyecto podrían situarse entre el 50% y el 70%, además de avanzar que la obra se alargaría hasta finales de 2024, dos años y medio más que lo inicialmente calculado.

ETS informó de que las obras ya ejecutadas sobre la base del contrato original, los modificados y las obras de emergencia que se han tenido que ejectuar tras la aparición de socavones alcanzarán los 35,3 millones de euros.
El tramo Miraconcha-Easo tiene una longitud de 2,1 kilómetros y forma parte de un trazado total de 4,2 kilómetros, entre Lugaritz y Easo, que pasa bajo el centro de Donostia y parte de la playa.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa