Irun registra desde el viernes la llegada diaria de un centenar de migrantes

El Gobierno Vasco habilita nuevas plazas para dar respuesta a "la situación excepcional" que suponen estos flujos provenientes de Canarias

06.03.2021 | 22:07
Algunos migrantes llegan con tiendas de campaña para pasar la noche en Irun

El incremento de migrantes en Irun ha obligado al Gobierno Vasco a activar el plan de contingencia, que incluye recursos excepcionales para dar respuesta a flujos inusuales. Desde el viernes, cada noche recalan en la localidad bidasoarra en torno a un centenar de personas, según las estimaciones de Xabier Legarreta, director de Migración y Asilo del Gobierno Vasco, que este sábado se desplazó a Irun para seguir de cerca el dispositivo de respuesta.

El paso fronterizo vuelve a ser el escenario del hecho migratorio, que persiste más allá de las limitaciones de movilidad y las restricciones que impone el covid. El incremento de personas que intentan pasar al otro lado de la muga ha desbordado las previsiones y ha obligado a habilitar contrarreloj nuevas plazas desde este viernes, a las que se añaden otras que se ultimaban esta pasada noche. "Nos encontramos ante una situación excepcional", admite sin alarmismos pero con cierta preocupación el director de Migración.

El perfil de las personas que llegan a Irun es muy similar. Todas partieron desde Canarias el pasado mes de febrero. Su objetivo es cruzar la frontera hacia el norte, algo que resulta aún más complicado de lo habitual desde mediados de enero, cuando el Gobierno francés decidió cerrar varios pasos fronterizos entre Hegoalde e Iparralde con el objetivo de "reforzar la lucha antiterrorista".

Compás de espera


Este impedimento añadido está provocando un incremento de personas con su proyecto migratorio en compás de espera, ya que hay jóvenes que vienen de vuelta tras su intento fallido y coinciden con otros migrantes recién llegados desde el sur. Todo ello "hace prever que esta noche todavía tengamos más personas, por lo que estamos preparando la respuesta", detalla el director de Migración.

Las treinta plazas habilitadas el viernes en el Albergue de Peregrinos de Irun han resultado insuficientes, por lo que también se ha abierto el de Hondarribia y, en última instancia, el instituto de Bidebieta de Donostia. Estos recursos están incluidos en el plan de contingencia en el que intervienen diferentes instituciones bajo la coordinación del Gobierno Vasco.

El fin de semana pasado ya se constató una mayor presencia de migrantes en el paso fronterizo, a la que se dio respuesta con los medios habituales. "Vemos ahora que la situación es más concurrida de lo normal; hemos pasado a una situación de excepcionalidad. Hasta última hora no vamos a saber con qué escenario nos encontraremos pero nos estamos preparando para ser lo más eficaces", avanza el director de Migración.

El recurso habilitado junto a Cruz Roja en Irun para migrantes en tránsito sirve de base para coordinar el plan de respuesta. Este dispositivo cuenta con cien plazas que en la actualidad se han reducido a 60, debido a las exigencias sanitarias que impone el covid-19. Esta disminución del aforo está siendo una constante en todos los casos, lo que exige buscar nuevos emplazamientos.

Así, ya están asignadas la mitad de las 60 plazas del Albergue de Peregrinos, siguiendo las directrices sanitarias. Asimismo, esta pasada noche se ultimaban los preparativos para abrir el dispositivo de Hondarribia, con un número de camas aún por determinar, así como el gimnasio del Instituto de Bidebieta, en Donostia.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa