"A varios voluntarios les teníamos que frenar porque se querían meter"

Ninguna persona resultó herida en el amplio dispositivo de extinción que trabajó en el lado guipuzcoano

04.03.2021 | 00:27

irun – El montaje para combatir el incendio es enorme. Además de los bomberos, Gipuzkoa dispone de retenes de voluntarios y cinco camiones equipados con depósitos repartidos por el territorio. "Hay un responsable en cada comarca, se les llama y se les dice que estén atentos (hay unos 60). Pero aquí vinieron de todo Gipuzkoa. Hicimos turnos, fueron muchas horas y la gente se cansa", afirma Ismael Mondragon.

El cansancio y los nervios son malos aliados. "En un incendio, la primera premisa es la seguridad propia. Por apagar el incendio no vas a poner en riesgo la vida de las personas y en este incendio, por suerte, no ha habido heridos", dice Tomás. Sin embargo, sí fue necesario contener a varios de los voluntarios. "Les teníamos que frenar, decirles que no entrasen, porque querían ayudar y se intentaban meter".

"Preparar la retirada es la primera cosa. Siempre tienes que pensar por dónde vas a salir, y si entras con el camión, tienes que tener en cuenta el punto donde vas a girar", dice Tomás. "Siempre necesitas una línea de defensa, un sitio limpio desde el cual atacar al fuego y en el que te puedas ir si viene el fuego", asegura. . –

"En un incendio, la primera premisa es la seguridad propia, salvaguardar tu vida"

tomás aierbe

Guarda forestal

noticias de noticiasdegipuzkoa