Clamor unánime contra la violencia machista en Sestao

Cientos de personas se concentraron para condenar el asesinato de Conchi

14.02.2021 | 00:13
Tres personas se abrazan y consuelan, ayer, en Sestao. Foto: Pablo Viñas

Bilbao – Cientos de personas se concentraron ayer en Sestao para condenar el asesinato de Conchi, la vecina de la primera localidad a la que su marido arrebató la vida antes de suicidarse tirándose a la ría. En el acto de repulsa celebrado en su municipio, instituciones como el propio Ayuntamiento, el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Bizkaia, las Juntas Generales y el Ejecutivo español apelaron a la responsabilidad de la ciudadanía para terminar con la lacra de la violencia machista.

El presunto asesino acabó con la vida de su mujer, de 56 años, antes de arrojarse a la ría, donde su cadáver fue hallado a primera hora de la mañana. Fue precisamente cuando los agentes de la Ertzaintza acudieron a su vivienda, en el número 33 de la calle La Iberia, de Sestao, para notificar el fallecimiento a su mujer cuando encontraron su cuerpo con diversas heridas mortales producidas con un hacha.

Cientos de personas se congregaron ayer en la plaza El Kasko para mostrar su más absoluta repulsa por este crimen. Tras guardar quince minutos de un respetuoso silencio, los asistentes irrumpieron en un prolongado aplauso.

Tras los minutos de silencio, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, acompañada de la directora general de Emakunde, Izaskun Landaida, lamentó que se trataba de un día "triste para Euskadi, en el que la violencia machista nos ha vuelto a golpear en nuestra forma más cruel y más trágica", para trasladar, en nombre del Gobierno Vasco, a la familia y allegados de la mujer asesinada "nuestra cercanía y nuestro cariño". "La sociedad vasca tiene aún mucho camino por recorrer para llegar a una verdadera igualdad", por lo que trasladó a los ciudadanos que "todos y todas somos agentes activos para luchar contra esta situación de vulneración de derechos humanos. Este no es un problema solo de las mujeres, sino de toda la sociedad".

Asimismo, pidió a todas las mujeres que sufren violencia machista que "confíen en los servicios y los recursos que las administraciones ponen a su disposición", como el teléfono 900 840 111, disponible las 24 horas del día, y anunció que la nueva Ley Vasca de Igualdad, que se aprobará en el Parlamento en los próximos meses, permitirá contar con "nuevas herramientas contra la violencia machista, desde la constatación de que los asesinatos de mujeres son la expresión más cruel de la desigualdad estructural de nuestra sociedad", concluyó.