Coronavirus en Euskadi | Arranca la vacunación en la Atención Primaria

Se prioriza a profesionales de más edad y a los que desempeñen actividades presenciales

11.02.2021 | 00:43
Un trabajador sanitario prepara las dosis de la vacuna de Pfizer contra el covid-19. Foto: Marta Fernández/Efe

 Era uno de los momentos más esperados por los profesionales de la Atención Primaria y esta semana, por fin, se ha hecho realidad. Los primeros viales de la vacuna de Pfizer-BioNTech han llegado a los ambulatorios. Aunque algunos centros de salud ya habían recibido las primeras remesas, el reparto generalizado se llevó a cabo este miércoles, lo que permitió la inoculación de los trabajadores.

El pasado 28 de enero, el Hospital Donostia hizo llegar por primera vez por escrito a los trabajadores de la OSI Donostialdea el documento de priorización del personal sanitario y no sanitario para la vacunación. El documento, firmado por la directora gerente del Hospital Donostia, Itziar Pérez, y el jefe de sección de Salud Laboral, José Calparsoro, recogía que "la llegada progresiva de distintas vacunas y de un limitado número de dosis, hace necesario establecer una priorización" en la programación de la vacunación. Y ahora, dos semanas después, parece que la vacunación comienza a hacerse realidad.

Según los criterios establecidos por Osakidetza, la edad será el primer aspecto a la hora de priorizar a los profesionales vacunados. De esta forma, se comenzará por inocular a aquellos de edad más avanzada para concluir con los trabajadores más jóvenes.

Asimismo, tendrán preferencia sobre el resto de trabajadores los profesionales que desempeñen actividades presenciales, entre los que se incluye a los profesionales de la contrata de limpieza, sobre los que ejercen sin contacto con los pacientes. En este sentido, según recogen las instrucciones de Osakidetza, se entiende que los profesionales de consultas externas extra-hospitalarias "en este momento, no son considerados prioridad".

Finalmente, el Departamento de Salud ha decidido excluir en esta tanda a profesionales en situación de incapacidad temporal, y que se encuentren en disfrute de permisos y licencias, así como a aquellas personas menores de 55 años que hayan pasado el covid-19 en los últimos seis meses.

La vacunación en los centros de salud, al igual que en los hospitales, se llevará a cabo de forma paulatina en las próximas semanas. Osakidetza ha recomendado no sobrepasar el 50% de vacunados por unidad y mantener un rango entre un tercio y la mitad de los efectivos en la vacunación con una separación en días. El objetivo de este distanciamiento temporal entre los vacunados es que no se produzcan problemas de falta de personal en el caso en que haya profesionales que presenten efectos adversos y no puedan acudir a sus puestos de trabajo.

9.100 dosis de astrazeneca

Por otro lado, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, destacó ayer en el Parlamento Vasco que las primeras 9.100 dosis de la vacuna de AstraZeneca recibidas por Euskadi se empezarán a administrar de forma "paralela" y conforme a un orden de prioridades diferente al de los fármacos de Pfizer y Moderna, de acuerdo a los criterios establecidos por la Comisión de Salud Pública del Estado español, en la que Euskadi participa junto a otras comunidades autónomas.

Los colectivos a los que se vacunará con este fármaco son –según recordó– los profesionales de centros de día sociosanitarios y los servicios de asistencia domiciliaria de los ayuntamientos.

También se suministrará esta vacuna a trabajadores de consultas médicas particulares, de consultas o gabinetes de fisioterapia o rehabilitación y de consultas de podología, así como a personal de viviendas comunitarias de personas mayores, incluidas las congregaciones religiosas de personas mayores y con menos de quince miembros.

Otros grupos a los que se vacunará con el fármaco de AstraZeneca son el personal de centros residenciales de menores con sentencia judicial, centros penitenciarios de adultos, y los colectivos de profesiones esenciales, es decir, aquellas necesarias para el mantenimiento de las funciones sociales básicas: la salud, la seguridad, el bienestar social y económico de los ciudadanos, y el eficaz funcionamiento de las instituciones.

La consejera explicó que, entre estos profesionales "esenciales", se aplicará un criterio "de mayor a menor riesgo de exposición al contagio". De esa forma, el orden establecido para la administración de la vacuna a estos grupos comenzará por la policía y el profesorado de primaria y secundaria.

De hecho, según informó el Departamento de Seguridad, la vacunación de la Ertzaintza comenzará la semana que viene en las dependencias policiales y la efectuará el propio personal sanitario cualificado del Departamento de Seguridad, que recibirá formación específica de Osakidetza.

Con posterioridad, se vacunará a farmacéuticos y auxiliares de farmacia, cajeras de supermercado, transportistas de transporte público, abogados del turno de oficio, empleados de empresas funerarias y otros grupos. Estos trabajadores serán vacunados por los equipos de protección de sus empresas o mutuas o por la propia Osakidetza.

Aunque en un principio también se iba a administrar la vacuna de AstraZeneca a los profesionales sanitarios que atienden a pacientes sin mascarilla durante un tiempo superior a quince minutos –profesionales de estomatología, odontología, higiene dental, medicina estética, logopedia y foniatría– finalmente no se hará.

Esenciales. Personal de centros residenciales de menores con sentencia judicial, centros penitenciarios de adultos, y los colectivos de profesiones esenciales: la salud, la seguridad, el bienestar social y económico de los ciudadanos, y el eficaz funcionamiento de las instituciones.

Con posterioridad. Con posterioridad, se vacunará a farmacéuticos y auxiliares de farmacia, cajeras de supermercado, transportistas de transporte público, abogados del turno de oficio, empleados de empresas funerarias y otros grupos.