Los pacientes en UCI por covid se han duplicado en tres semanas: de 71 a 140

Salud reconoce que hay preocupación por "la presión en hospitales" y prevé que los ingresos "sigan creciendo al menos durante dos semanas más"

30.01.2021 | 00:43
Una técnico de rayos hace una radiografía a un paciente de Covid-19 ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

donostia – La mala evolución de la pandemia en las últimas fechas está teniendo una evidente incidencia en los hospitales de Euskadi, donde la tercera ola del coronavirus está empezando a golpear con mucha fuerza. Según los datos ofrecidos ayer por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco en su último boletín diario, son ya 645 los pacientes con covid-19 que están ingresados, de ellos 140 en las unidades de cuidados intensivos. Una cifra esta última que no para de subir, ya que hace apenas tres semanas, el 7 de enero, el número de enfermos críticos era de 71. Y el crecimiento es más rápido incluso en los últimos días: hace una semana los ingresados en cuidados intensivos eran 109. El total de pacientes –sumando críticos y en planta– también prácticamente se ha duplicado en las últimas tres semanas, pasando de 359 a los citados 645.

"Hay 121 personas más en planta y 39 más en la UCI que hace una semana", resumió ayer José Luis Quintas, viceconsejero de Salud. Una situación que ha hecho que Osakidetza haya abierto 25 nuevas camas en críticos, por lo que hay en total 333 en la red pública de hospitales vascos. El 42% de ellas está ocupada por pacientes covid. Y la tendencia es "ascendente", según reconocía José Luis Quintas: "Prevemos que siga creciendo al menos durante las dos próximas semanas", después de que en los últimos cuatro el número de ingresos diario haya sido de 86, 89, 94 y 86. "Nos preocupa la presión en los hospitales", admitió el viceconsejero de Salud, que, eso sí, se mostró esperanzado en que "poco a poco frenen los contagios y vaya bajando la presión en los hospitales".

Pese a este aumento, se sigue en el escenario tres del plan de contingencia de Osakidetza, dentro de los cinco escenarios previstos. Tampoco se prevé, al menos por ahora, trasladar pacientes covid a centros privados. "No ha habido necesidad. Incluso si entráramos en el escenario cuatro, no haría falta hacerlo. En todo caso, como sucedió en la primera ola, se trasladarían pacientes no covid", explicó Quintas, quien también indicó que la edad media de los ingresados "parece haber bajado un poquito" y que la estancia media en los hospitales "es algo menor", aunque aún no se pueden sacar conclusiones fehacientes".

La previsión de que los ingresos van a seguir creciendo en las dos próximas semanas viene motivada por el alto número de contagios que se están detectando en la CAV. Si el miércoles fueron 1.273 los nuevos positivos, el jueves esta cifra fue prácticamente idéntica: 1.264. Al menos la positividad bajó del 8,2% al 7,3%, ya que se hicieron 17.285 pruebas diagnósticas. De los nuevos positivos, 357 corresponden a Gipuzkoa (la cifra más alta de la semana), 714 a Bizkaia y 178 a Araba, mientras que 15 son de personas con residencia en otra comunidad autónoma.

La tasa de incidencia acumulada en los últimos catorce días por 100.000 habitantes también sube, situándose ya en 633,7 en Euskadi y en 534,2 en Gipuzkoa. "Estamos en una fase ascendente de incremento de incidencia y de número de casos, pero, aunque es prematuro hacer una valoración, parece que la velocidad de contagios es algo más lenta y la subida es a una velocidad algo menor. El índice de reproducción ha bajado a 1,09 y eso sugiere que la velocidad de subida de la curva es algo más suave, pero seguimos en una fase de subida, así que previsiblemente la incidencia seguirá aumentando en los próximos días", valoró Koldo Cambra, subdirector de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco, que dijo asimismo que "en una semana se podrá decir" si la CAV está "en una situación de cambio de tendencia o no".

El peso de la cepa británica en esta tercera ola en Euskadi es, por ahora, "bajo", aunque la previsión es que "vaya en aumento", según reconoció Koldo Cambra: "De 5.000 determinaciones que hemos hecho, hemos encontrado 60 casos, lo que da una proporción del 1,2%. No es responsable del aumento de casos, pero en el futuro es probable que su incidencia vaya creciendo".

44 localidades en zona roja

En cuanto a la situación de los municipios de más de 5.000 habitantes, son ya 44 en Euskadi los que se encuentran en la zona roja, es decir, con una tasa de incidencia superior a 500. En Gipuzkoa son 16 los que se encuentran en esta lista tras salirse Zumaia (ningún caso el jueves) y entrar Hondarribia, Legazpi y Lezo, que por ahora mantienen la hostelería abierta aunque deberán cerrarla a partir del martes si el lunes continúan en la zona roja. Preocupan localidades como Azpeitia (tasa de 1.254,93 después de 34 contagios en dos días) y Orio, con una tasa de 1.304,63 debido a sus 44 casos en tres jornadas). Donostia, que entró en zona roja el martes, tiene una tasa de 548,82 después de registrar 100 casos el jueves, mientras la tasa de Irun ha subido hasta 677,65 debido a sus 84 contagios en dos días.

tres fallecidos en santutxu Un brote surgido en un portal del barrio bilbaino de Santutxu ha provocado tres fallecidos por covid-19, además de cinco ingresos en hospitales, después de que entre los días 9 y 23 de enero se registraran hasta 33 casos positivos y una "acumulación de casos graves".