Coronavirus en Euskadi | El alza en los contagios se traslada a las UCI, donde hay 120 pacientes

El sábado baja la cifra de positivos pero sube la necesidad asistencial

25.01.2021 | 00:23
Varias personas en las calles de Donostia. Foto: Ruben Plaza

donostia – Las pruebas diagnósticas realizadas el sábado arrojaron ayer un resultado de nuevos positivos en COVID-19 por debajo del millar registrado diariamente desde el pasado martes, en concreto 880 contagios, que son 260 menos que el viernes. En la atención sanitaria, sin embargo, la tendencia no es de descenso, y ayer destacaba el dato negativo de pacientes graves ingresados en las UCI, que ya llegan a 120.

Este sábado once personas necesitaron ser ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales vascos a causa del coronavirus, con lo que el total de pacientes en estas unidades asciende a 120, una cifra que no se alcanzaba desde el pasado 8 de diciembre. En estos momentos en las UCI vascas hay 49 pacientes covid más que el día 7 de enero y 43 más que a comienzos de año. El número de personas contagiadas por coronavirus que requieren ser atendidas en unidades de críticos ha ido creciendo a lo largo de lo que llevamos de enero de una manera prácticamente constante, aunque con pequeños altibajos en la primera semana. Así, desde los 77 ingresados el 1 de enero, se bajó a 71 el día 7, para luego ir subiendo jornada a jornada: 75 ingresados el día 8, 86 el día 15 y 109 el día 21. El sábado, con un total de once ingresos en UCI en tan solo 24 horas, se dio un salto cualitativo.

Según los datos aportados ayer por el Departamento de Salud, el sábado se realizaron un total de 10.652 pruebas diagnósticas y se detectaron 880 positivos. Por primera vez en cuatro días bajan de 1.000 los contagiados diarios –el viernes hubo 1.140–, aunque también hubo menos pruebas que en las jornadas anteriores. En concreto, el sábado se hicieron 2.990 menos que el viernes. Con esos resultados la tasa de positividad se situó en el 8,3%, una décima menos que el viernes.

Por territorios, los nuevos contagios descendieron en todos: en Araba se detectaron 98 nuevos casos frente a los 208 del viernes, en Bizkaia fueron 528 –102 menos– y en Gipuzkoa 249 –43 menos–. Además se identificaron cinco positivos entre residentes de otras comunidades –cinco menos que la jornada anterior–.

En cuanto a la situación de los hospitales, el sábado disminuyó el número de nuevos ingresos en planta respecto a los días precedentes. Hubo un total de 64 ingresos tras el repunte registrado el viernes con 104 hospitalizaciones, un dato que no se daba desde la pasada primavera.

Muertes. Dos personas han fallecido y otras diez han resultado contagiadas de COVID-19 en la red foral de residencias de mayores de Gipuzkoa, que no ha registrado ninguna curación en las últimas horas. Las dos muertes corresponden a usuarios de las residencias de la Cruz Roja de Irun y Bermingham de Donostia, centro en el que también se han producido siete nuevos positivos. Los otras tres infecciones se han registrado en la residencia Inmaculada de Irun (2) y en Debagoiena de Aretxabaleta (1).

Segunda ola. El número de decesos desde el 11 de agosto es de 150 personas mayores, mientras que 604 se han recuperado y 66 más continúan infectadas.