Coronavirus en Euskadi | La tasa de positividad sube hasta el 7,1% en la CAV

Los contagios diarios se sitúan en 535 y la incidencia también crece

09.01.2021 | 00:53
Vecinos de Aizarnazabal hacen cola para la prueba PCR. Foto: Ruben Plaza

donostia – La tasa de positividad ha vuelto a superar en Euskadi el 7% para situarse en el 7,1 % después de que el jueves se detectaran 535 nuevos casos, aunque la presión hospitalaria se mantiene estable, con 364 pacientes ingresados con COVID, los mismos que el día anterior. Según el boletín epidemiológico del Departamento de Salud, el jueves se hicieron 7.503 pruebas diagnósticas (268 más que la víspera) y en ellas se registraron 535 contagios, lo que eleva la tasa de positividad al 7,1 %, frente al 6,9 % del miércoles.

En Gipuzkoa se registraron 170 casos nuevos (39 más que la víspera), en Bizkaia 283 (siete menos) y en Araba 73, los mismos que la víspera. Hubo además nueve personas con residencia habitual fuera de Euskadi que dieron positivo.

La tasa de incidencia acumulada en 14 días por 100.000 habitantes tampoco dejó datos esperanzadores y continúa empeorando, pasando de los 255,4 casos del miércoles a los 261 del jueves en el conjunto de Euskadi. Este indicador ha subido en los tres territorios: Araba es la provincia con el peor dato, con 275,2 casos; seguida de Gipuzkoa, con 272,3, y de Bizkaia con 243,9. Unos datos que confirman las advertencias del Gobierno Vasco de que la situación epidemiológica está "empeorando".

En cuanto a los municipios de más de 5.000 habitantes situados en la llamada zona roja, es decir, con una incidencia acumulada en 14 días por encima de los 500 casos, siguen siendo cuatro. En Gipuzkoa se mantiene Beasain, con una tasa de 677,56, sale Lazkao y entra Zumaia (539,33). Además, hay otras seis localidades con una incidencia superior a 400, con la propia Lazkao (479,40) como la más cercana a esa zona roja en la que hay dos municipios vizcainos: Lekeitio y Bermeo. Sigue preocupando en Gipuzkoa la situación de Aizarnazabal, donde el jueves se llevó a cabo un cribado preventivo y donde la tasa de incidencia se ha disparado hasta los 7.152,15 casos.

A pesar de que los datos de contagios, positividad y tasa de incidencia no son nada buenos, la presión hospitalaria se mantiene, al menos por ahora, invariable: los pacientes con coronavirus en estado grave eran el jueves 71, uno menos que la víspera, mientras que en planta había 288 personas, cuatro menos que el miércoles pese a producirse 46 ingresos en una jornada.

El número R0, que indica a cuántas personas puede contagiar una persona enferma, volvió a experimentar una mejoría y ha bajado de 1,10 a 1,08.