Coronavirus | Euskadi recupera la normalidad tras las fiestas pendiente de la reunión del LABI

La última jornada de las celebraciones navideñas reveló que la tasa de positividad en la CAV descendió de 7,1% al 5,8%

07.01.2021 | 00:45
Tras los quince días de celebraciones navideñas, el 7 de enero marca tradicionalmente la vuelta a la normalidad. Foto: Oskar González

Donostia – Pasaron Nochebuena y Navidad, con la llegada de Olentzero y Mari Domingi cargados de regalos. Disfrutamos Nochevieja y Año Nuevo, con doce uvas más en nuestros cuerpos. Y cerramos ayer las celebraciones de este periodo invernal en torno al roscón de Reyes. Así que hoy Euskadi recupera la normalidad laboral y, en muchos casos, educativa, con la vuelta al colegio de unos 240.000 estudiantes tras quince días de vacaciones navideñas y antes de que la comisión técnica del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), que preside Jonan Fernández, mantenga mañana el primer encuentro, que tendrá continuidad el lunes de la próxima semana, para estudiar la evolución de la pandemia de COVID-19 en los tres territorios de la CAV y poner las medidas pertinentes para controlarla. Entre ellas parece descartada, en un primer momento, la posibilidad de volver a un confinamiento total, como el vivido la primavera del año pasado, aunque la comisión podría recomendar, como ya han hecho otras comunidades autónomas, mantener el teletrabajo en todos aquellos sectores en los que sea posible hacerlo.

En la última jornada festiva, los Reyes Magos, con menos trabajo que el carbonero vasco, trajeron un regalo para Euskadi en forma de un descenso de la tasa de positividad hasta el 5,8%, lo que supone un descenso superior al punto porcentual con respecto a los datos del lunes, cuando esta cifra alcanzó el 7,15% de las pruebas realizadas.

Este dato, pese a que la situación continúa siendo preocupante, deja un resquicio por el que asoma un rayo de esperanza porque llega, además, después de que los diferentes cuerpos sanitarios realizaran el martes 10.042 pruebas diagnósticas, entre PCR y test de antígenos. Entre todos los sospechosos estudiados fueron descubiertos 579 nuevos positivos, mientras que en la jornada precedente habían sido 480 los nuevos diagnosticados, pero solo se habían realizado 6.781 pruebas diagnósticas. Bizkaia concentró más de la mitad de los nuevos contagiados, con 304 positivos, lo que supone 76 más que la jornada precedente, mientras que Gipuzkoa contabilizó 210, para aumentar la cifra con respecto al primer día de la semana en 41 infectados, y Araba, la menos afectada el lunes, detectó 60 y fue el único territorio en el que descendió el número de casos con respecto al día anterior, cuando sumó 82 positivos. Además, las pruebas diagnósticas detectaron cinco positivos entre residentes fuera de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), cuatro más que el lunes.

La realización de un número mayor de PCR y test de antígenos entre la población vasca provocó que los ingresos de personas enfermas afectadas de COVID-19 subiera hasta 48, cinco más que el día anterior, pero se dio también la circunstancia de que los ingresos en las diferentes unidades de cuidados intensivos de la sanidad vasca descendiera hasta 71, lo que supone que cuatro pacientes mejoraron su situación en la jornada del lunes y pudieron abandonar la UCI.

Menos datos El Departamento de Salud que dirige Gotzone Sagardui no facilitó ayer, por ser día festivo, ningún tipo de información sobre la presión hospitalaria que provoca la pandemia de coronavirus ni sobre el número R0, que indica a cuántas personas puede llegar a contagiar un enfermo afectado por el coronavirus SARS-CoV-2.

Tampoco fue dada a conocer la situación epidemiológica de los diferentes municipios vascos, por lo que Arrigorriaga, Bermeo, Aretxabaleta, Beasain y Lazkao continuaron con sus establecimientos hosteleros cerrados, ya que en las cinco localidades la tasa de incidencia acumulada en los últimos catorce días es igual o superior a 500 casos por 100.000 habitantes. Los dos municipios vizcainos y los tres guipuzcoanos conocerán hoy si su ratio mejora y sus locales de ocio pueden volver a abrir o, por el contrario, deberán continuar con sus persianas cerradas y formar parte de una lista que nadie quiere engrosar.

Además, hoy continuará la administración de las primeras dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en las residencias de mayores seleccionadas al efecto.