El Gobierno Vasco refuerza sus políticas de inclusión ante el ‘efecto covid’

Idoia Mendia anuncia la tramitación de la nueva Ley de Garantía de Ingresos que integrará el IMV

23.12.2020 | 01:02

donostia – La vicelehendakari, Idoia Mendia, trasladó ayer al Consejo Vasco para la Inclusión Social la previsión de que en 2021 comience a tramitarse en el Parlamento Vasco la nueva Ley de Garantía de Ingresos, que implicará el refuerzo de la actual RGI y buscará la integración del Ingreso Mínimo Vital (IMV) en el sistema de protección social vasco, una vez que se produzca el traspaso íntegro de esta competencia.

Además, se comprometió a impulsar políticas de inclusión ante "al agravamiento" de las situaciones de exclusión social por la crisis del coronavirus. Mendia prevé que el próximo año el Gobierno Vasco pueda presentar el anteproyecto de Ley de Garantía de Ingresos, cuyo principal objetivo es reforzar el modelo de RGI y la integración del IMV. Precisamente, su universalización, "con especial incidencia en las familias desfavorecidas con hijos e hijas a su cargo", es uno de los retos que se marca para esta legislatura la vicelehendakari.

Este "impulso" –subrayó Mendia– ya se ha visto reflejado en los presupuestos del Ejecutivo para 2021, que recogen un incremento de las cuantías de la RGI del 1,8%, el doble del crecimiento de los salarios de la administración pública. Asimismo, la vicelehendakari volvió a mostrar su compromiso para "la mejora de la gestión y la agilidad en la tramitación, el rigor y el control de las prestaciones, y la inclusión social y laboral de las personas perceptoras de la Renta de Garantía de Ingresos que estén en disposición de entrar en el mercado laboral".

La vicelehendakari también avanzó cómo será el nuevo Plan de Inclusión 2022-2026, que atenderá las nuevas necesidades derivadas de la crisis del COVID-19. En la reunión, se puso de manifiesto "la necesidad de reactivar los mecanismos de coordinación y colaboración con agentes ejecutores y gestores". A juicio de Mendia, la interlocución con los agentes institucionales y sociales "va a ser fundamental" y, para ello, el Consejo Vasco de Inclusión "será un importante foro para alcanzar el mayor acuerdo posible".

Mendia también analizó las consecuencias de la pandemia en el sistema de inclusión social de Euskadi y destacó que se detecta "un agravamiento" de las situaciones de exclusión social en aspectos como las necesidades básicas, la problemática residencial, la brecha digital o las desigualdades a nivel educativo y formativo. En estas circunstancias, son especialmente importantes las políticas de inclusión", por lo que el objetivo es impulsarlas.