La Diputación reactiva el programa de retorno al domicilio de los residentes

No tendrán que abonar la cuota para la reserva de la plaza y recibirán ayudas técnicas y económicas

03.12.2020 | 01:47

donostia – La Diputación de Gipuzkoa ha reactivado el programa de retorno temporal al domicilio para las personas mayores y personas dependientes, de tal forma que las familias que así lo deseen podrán hacerse cargo de estas personas que viven en estos centros durante un tiempo mínimo de un mes. Además, los usuarios que se acojan a este programa no tendrán que abonar reserva de plaza alguna y las familias dispondrán de ayudas técnicas y económicas para que la atención domiciliaria de estas personas se lleve a cabo con todas las garantías posibles.

Así lo indicó ayer la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, durante el pleno celebrado en las Juntas Generales, donde explicó que este programa tendrá efecto hasta que finalice el nuevo estado de alarma, que entró en vigor el pasado 25 de octubre.

Según informó Peña, la Diputación facilitará ayudas técnicas y económicas para apoyar a las familias que decidan hacerse cargo de las personas dependientes que actualmente viven en recursos de titularidad foral. Desde el siguiente día a su salida del centro hasta su regreso, percibirán una ayuda mensual de 338 euros para dependientes de grado 1 y 2, y 424 euros para personas valoradas con dependencia grado 3.

Estas ayudas las podrán percibir las personas usuarias de plazas residenciales públicas y privadas que sean perceptoras de la prestación económica vinculada al servicio.

A su vez, la diputada subrayó que todas las personas que soliciten ser trasladadas al domicilio mantendrán la reserva de su plaza, y no se les cobrará por ello.

Para poder acceder a estas ayudas, las familias deberán acoger en sus domicilios a los ancianos durante un tiempo mínimo de al menos un mes.

No es la primera vez que la Diputación pone en marcha este programa, ya que estuvo en vigor durante la primera ola de la pandemia, cuando 28 familias se acogieron a esta opción. Por el momento, durante esta segunda ola, han sido tres las familias –dos de personas mayores y una de dependiente– que han solicitado encargarse de sus dependientes.

Este anuncio se suma al hecho público el martes en referencia a que los mayores que así lo deseen podrán salir de las residencias en Navidad, si bien deberán guardar cuarentena a su regreso. Así, se abre la puerta a que los usuarios que lo deseen celebren estas fechas señaladas en su domicilio familiar y no en la residencia.