"La intención es no recurrir al confinamiento general"

El Gobierno Vasco dice que el objetivo de las medidas es "mantener la actividad económica y social"

28.10.2020 | 00:19
"La intención es no recurrir al confinamiento general"

donostia Un día después de que el Gobierno Vasco anunciara las restricciones para toda Euskadi –toque de queda a partir de las 23.00 horas, prohibir la movilidad entre municipios salvo por causas de fuerza mayor y limitar las reuniones a un máximo de seis personas, entre otras–, compareció su portavoz, Bingen Zupiria, quien reconoció la gravedad de la situación epidemiológica e indicó que Lakua no quiere tener que recurrir a un confinamiento como el de la pasada primavera, aunque, para dejar todas las opciones abiertas, apuntilló que "no" se descarta "ningún escenario".

"La semana pasada, ante una pregunta parecida, dije que no descartábamos ningún escenario y lo ratifico", dijo Bingen Zupiria cuestionado sobre si el confinamiento domiciliario estaba sobre la mesa: "El objetivo ahora es evitar la expansión de la enfermedad y limitar su contagio. Vivimos una situación más o menos grave o parecida a la de marzo y abril. En aquel momento nos enfrentamos a ello con un confinamiento general, en estos momentos la intención es no recurrir a un confinamiento, y para eso adoptaremos las medidas que haya que adoptar". El "objetivo" del Gobierno Vasco es "mantener la actividad económica y educativa, permitir la actividad física y mantener una mínima actividad social y cultural segura. La única forma de garantizar esto es limitando la movilidad y la actividad nocturna, no juntándonos en grupos de más de seis personas y no mezclándonos. Son medidas restrictivas duras para evitar el confinamiento general".

El portavoz del Gobierno Vasco confía en que las medidas que se han puesto en marcha ayuden a "frenar la enfermedad", aunque para saberlo "se necesitarán diez o quince días". Avisa, eso sí, de que, teniendo en cuenta la progresión del virus en las últimas jornadas, "la previsión es que en los próximos días el crecimiento de los contagios se mantenga". "Todos tenemos el convencimiento de que vamos a vivir semanas complicadas", añadió.

Según el Plan Bizi Berri, elaborado por el propio Gobierno Vasco y que marca la gravedad de la pandemia según distintos medidores, Euskadi está "en el nivel más alto", es decir, el cinco, en cuanto a transmisión de la enfermedad, mientras que la tendencia está en el nivel cuatro y el indicador que hace referencia a las hospitalizaciones y la ocupación de camas UCI se encuentra "en el nivel tres". "Sigue creciendo el número de hospitalizaciones y de UCI ocupadas, pero aún nos encontramos en un nivel intermedio", explicó Zupiria. Situación que se puede trasladar a Gipuzkoa pese a que en el territorio la incidencia del COVID-19 está siendo mayor: "La información que nos traslada la consejera de Salud es que los hospitales guipuzcoanos están respondiendo a la actividad que tenían programada y que no está habiendo traslados a otros centros".

adoptar "alguna medida más" 

El Comité Asesor del LABI, que decidió el lunes las restricciones para la CAV, tiene previsto reunirse de nuevo dentro de dos semanas, "aunque si fuera necesario se reuniría antes", aclaró Zupiria. Una vez vista la evolución de la pandemia en estos próximos días, se tomarán "medidas para aliviar las restricciones, si la progresión es buena, o se verá si hay que adoptar alguna medida más si continúa la progresión actual, que es lo más probable".

Por ahora, el mensaje desde el Gobierno Vasco es claro: "El mensaje es limitar al máximo la movilidad, cualquiera podemos transmitir la enfermedad. Vamos a evitar los desplazamientos innecesarios. La máxima responsable de Osakidetza mostró su preocupación por las consecuencias de la movilidad que tienen, por ejemplo, los padres que llevan a entrenar a sus hijos a municipios vecinos por lo que puede suponer en términos de transmisión de la enfermedad". Y añade el portavoz que "se está comprobando que las reuniones sociales que exceden de la burbuja de cada uno crean una situación de riesgo que conviene evitar".


Comienzan los controles policiales entre municipios

por ahora, informativos. El estado de alarma y las consiguientes restricciones de movilidad decretadas por el Gobierno Vasco hacen que vuelva a haber controles policiales en Euskadi, ya que, salvo causas debidamente justificadas, no se puede salir del municipio en el que habita cada uno. Por ahora, se trata de controles informativos. "Vamos a hacer pedagogía unos días y a partir de ahí, si es necesario, habrá medidas más coercitivas para cumplir", explicó Bingen Zupiria, quien apeló, más que a las posibles multas por incumplir, a la "conciencia ciudadana" para restringir la movilidad y controlar así la expansión del virus. En la imagen, un control ayer entre Hondarribia e Irun.

incidencia del covid-19

Tasa por 100.000 habitantes

Andoain682,50

Arrasate743,49

Astigarraga1.116,50

Azkoitia1.159,40

Azpeitia1.587,51

Beasain1.589,23

Bergara739,80

Deba697,86

Donostia574,73

Eibar741,39

Elgoibar906,34

Errenteria627,79

Hernani 984,36

Irun580,98

Lasarte-Oria525,90

Lazkao756,89

Legazpi723,61

Lezo1.065,22

Mutriku524,93

Oiartzun627,96

Oñati669,31

Ordizia1.965,90

Pasaia664,23

Tolosa897,77

Urnieta2.326,33

Urretxu1.029,11

Usurbil553,97

Villabona558,75

Zumaia1.679,39

Zumarraga829,32

 

Más de 5.000 habitantes. En este listado solo se incluyen los municipios guipuzcoanos con más de 5.000 vecinos que superan la tasa de 500 casos por 100.000 habitantes.