La residencia de Ordizia atenderá a las personas mayores asintomáticas

La Diputación apuesta por dejar los centros de mayores sin casos activos de COVID-19

15.10.2020 | 01:10

donostia– La residencia San José de Ordizia funcionará desde hoy como centro de referencia para la atención de personas mayores residentes que, habiendo dado resultado positivo en la PCR, no presentan síntomas.

La diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, subrayó que la puesta en marcha de este recurso tiene como objetivo principal dejar libres de casos activos a las residencias de la red foral.

"Nuestra apuesta desde el inicio de la crisis sanitaria ha sido proporcionar y adaptar los recursos y servicios necesarios a lo que cada momento requiere", apuntó Peña.

Por ello, desde el 8 de mayo funciona en el Hospital de Eibar la unidad para atender a personas residentes con COVID-19 (atención que anteriormente se prestaba en la Cruz Roja de Donostia). También funcionará en Hondarribia, aunque en este caso el recurso no sea dirigido a residentes, un centro para facilitar el aislamiento de personas en situación de vulnerabilidad social.

Para que San José se adapte a las nuevas necesidades , el centro cerró sus puertas a principios de junio. Desde entonces, se han efectuado las reformas necesarias para habilitar 58 plazas, que se suman a las 56 ya existentes en Eibar.

Las obras, que incluyen la instalación de un nuevo ascensor y el aumento de habitaciones individuales, ha requerido de una inversión que ronda los 400.000 euros.

Con el objeto de prestar la atención de forma adecuada y segura, el personal de San José ha recibido formación específica.

El sindicato ELA, por su parte, denunció "irregularidades" en la reapertura del centro. Según señaló, a día de ayer las representantes de las trabajadoras no habían recibido todavía los planes de contingencia, hecho este que ha motivado que el sindicato presente una denuncia ante Osalan y la Inspección de Trabajo.

tres positivos Mientras, la Diputación informó que en las últimas horas se han detectado tre nuevos positivos por PCR en las residencias: dos en Alai Etxe y una en Berra, en Donostia. Además, entre los días 9 y 16 de octubre se están practicando un total de 1.500 PCR preventivas en las residencias de personas mayores de las comarcas de Tolosaldea, Goierri, y en Azkoitia y Azpeitia, debido a la "situación epidemiológica" de estas zonas de Gipuzkoa, que registran una alta incidencia del coronavirus en los últimos días. También se seguirán haciendo los cribados planificados en los centros de Arrasate, Oñati, Donostia, Bergara, Elgoibar, Errenteria, Mutriku y Eibar.