Los hosteleros reclaman medidas como la prórroga "ineludible" de los ERTEs

Entre las medidas a promover por parte del Gobierno español también destaca la reducción temporal del IVA y un Plan Estratégico de la Gastronomía

09.09.2020 | 13:52
Un trabajador del sector de la hostelería con una mascarilla donde se puede leer "Salvemos la hostelería".

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha reclamado al Gobierno medidas de acompañamiento y de apoyo para el sector, castigado por los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19, entre ellas la prórroga "ineludible" de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs), la reducción temporal del IVA y un Plan Estratégico de la Gastronomía.

Durante la manifestación organizada por el sector hostelero en Madrid, Yzuel ha denunciado la situación "dramática" por la que atraviesa el sector, con pérdidas acumuldas por encima de 40.000 millones de euros.

"Somos el sector que más felicidad vende y en este momento está en una situación dramática", ha subrayado en declaraciones a los medios de comunicación, al tiempo que ha denunciado un "desastre total" debido a los rebrotes y la falta de turismo.

"Somos resilentes y polivalentes, vamos aguantar, pero si el Gobierno no toma medidas de manera definitiva la castástrofe será de órdago, estamos hablando de posible cierres de 85.000 locales con cerca de 700.000 empleos", ha señalado.

En concreto, los hosteleros reclaman que se pongan en marcha medidas de apoyo higiénico sanitarias siempre coordinadas con las autoridades competentes que permitan una gestión eficaz ante posibles brotes y procesos de cuarentena.

A ello se suman actuaciones de apoyo efectivo al empleo, con la ampliación de los ERTEs hasta el fin de la pandemia asegurando una mayor exoneración de la cotización a la seguridad social a los negocios que tengan una apertura parcial y exonerando al 100% a los que estén cerrados.

Asimismo, exigen medidas de apoyo a la estructura empresarial sectorial con recursos a fondo perdido para las facturaciones inferiores al 25% de lo habitual, ampliación de dos años en los periodos de carencia de la financiación recibida por el Covid-19 y bonificaciones fiscales tanto en costes de arrendamientos y suministros, como en impuestos especiales y tasas municipales.