El restaurante y el bar del hotel Villa Antilla de Orio reabren hoy

Han permanecido cerrados cinco días después de registrarse cuatro positivos entre sus trabajadores

01.09.2020 | 00:23

donostia – El restaurante y el bar del hotel Villa Antilla, situado en Orio, reabrirán hoy después de permanecer cerrados desde el pasado jueves debido a cuatro casos de COVID-19 detectados entre los trabajadores. Después de un positivo, los quince trabajadores de la zona de restauración del hotel se sometieron a la prueba PCR y se registraron otros tres contagios. El hotel, en cambio, ha permanecido abierto, ya que el restaurante y la zona de restauración son "independientes", tal y como dice la directora del hotel, Maite Elosegi, que destaca la "rapidez" con la que se puso en marcha el protocolo.

"El jueves dio positivo un trabajador y el viernes ya se hicieron las pruebas los otros quince trabajadores de la zona de restauración, y se procedió a la desinfección de los locales", explica Maite Elosegi, que considera que el protocolo ha funcionado "como un reloj" y que ya ha recibido el visto bueno de Sanidad para reabrir hoy el bar y el restaurante del hotel. Opina la directora que "lo importante es hacer bien el procedimiento para atajar" la expansión del COVID-19: "Entre todos debemos ser prudentes y, cuando sea necesario, actuar con rigor y rapidez".

cerrado un bar en errenteria Lo cierto es que el cierre de bares y locales de hostelería por casos de COVID-19 son continuos desde el final de la desescalada. El último caso es el del bar David situado en el barrio de Iztieta, en Errenteria, que está cerrado desde finales de esta pasada semana después de detectarse un positivo entre sus empleados.

El Ayuntamiento de Errenteria explicó ayer que ya se están realizando pruebas al resto de trabajadores y que se ha procedido a la desinfección del local. En este caso, Osakidetza entiende que no se ha producido un contagio comunitario y no considera necesario hacer pruebas PCR a su clientela.

El Consistorio agradece a los responsables del bar "la celeridad y responsabilidad con la que han actuado", ya que "cerraron el establecimiento en cuanto supieron de este brote, antes de recibir ninguna orden".