El COVID-19 deja en Euskadi cinco fallecidos en una semana

El virus no da tregua: el martes se detectaron 363 casos más en la CAV, 53 de ellos en Gipuzkoa

12.08.2020 | 23:55
Gente protegida con mascarilla pasea por el centro de Donostia. Foto: Ruben Plaza

donostia – El COVID-19 no da respiro en Euskadi. El Departamento vasco de Salud publicó ayer el boletín de los datos correspondientes al martes y el de la situación epidemiológica de la semana comprendida entre los días 3 y 9, y las cifras confirman que el virus se sigue extendiendo de forma preocupante en la CAV. Los contagios volvieron a superar los 300 casos diarios –en concreto 363–, las hospitalizaciones son ya 118, ocho de ellas en UCI, y en una semana el número de fallecidos con el COVID como causa directa ha sido de cinco, tres más que la semana anterior. Datos que confirman que Euskadi se encuentra en la "segunda ola" de la pandemia, tal y como indicó la consejera Nekane Murga hace hoy una semana.

El leve respiro del lunes, día en el que se bajó de los 300 nuevos positivos en la CAV, no ha sido tal, y el martes se detectaron 363 casos en las 7.320 pruebas PCR realizadas, que es la cifra más alta de test hechos desde el inicio de la crisis sanitaria en Euskadi. En seis de los últimos siete días se han superado los 300 contagios, con los 428 del 6 de agosto como pico. Los 363 de este martes suponen la tercera cifra más alta desde el fin del estado de alarma, lo que refleja que la incidencia del COVID-19 no decae. Gipuzkoa tiene 53 casos, moviéndose un día más alrededor del medio centenar, mientras que Bizkaia aglutina 229 positivos (103 en Bilbao) y Araba, 72.

En Gipuzkoa la localidad más afectada vuelve a ser Donostia, con 17 nuevos casos y un acumulado de 107 en la última semana. Lasarte-Oria y Azkoitia, con cuatro casos, y Elgoibar, con tres (44 en la última semana) son los otros municipios con más casos, aunque los positivos están bastante repartidos por todo el territorio. Parece, eso sí, que focos como los de Ordizia, Tolosa o Zarautz han quedado controlados.

Los citados 363 casos del último boletín de Osakidetza hacen que el acumulado de la última semana sea de 2.251 positivos en la CAV, 1.000 más que la semana anterior, después de haberse realizado 38.035 pruebas PCR. En Gipuzkoa las cifras de los últimos siete días suman 346 contagios. Este ascenso de casos ha provocado que la tasa de incidencia en Euskadi también haya subido notablemente: de los 96,25 casos por cada 100.000 habitantes de hace una semana se ha pasado a los 160,56 casos. Supone la mitad que en el momento más duro de la pandemia, pero son cifras que se asemejan a mediados de abril. Otro dato que refleja la extensión del virus en los tres territorios es que hace un mes los casos por cada 100.000 habitantes eran apenas 12,11.

más hospitalizaciones El aumento de casos ha repercutido, tal y como advertían desde Osakidetza, en los hospitales vascos, donde ya hay 118 ingresados debido al COVID-19, el doble que hace una semana después de que a lo largo del martes ingresaran 21 personas más. De los 118 casos, 110 se encuentran en planta y ocho en la UCI, dos más que la víspera. El número de hospitalizaciones sigue subiendo día a día y todo apunta a que ira a más en las próximas jornadas teniendo en cuenta el elevado número de nuevos positivos que se están detectando.

Además, si hace unos días la mayoría de casos eran de menores de 39 años, ahora se detectan un mayor número de contagios en edades más avanzadas. Por ejemplo, de los 363 positivos del martes, 184 pertenecen a menores de 39 años, mientras que entre los 40 y los 59 años hay 112 casos y 64 entre los mayores de 60.

La punta del iceberg de estos números son los fallecimientos, dato que Osakidetza ofrece ahora de forma semanal. En los últimos siete días han fallecido en Euskadi cinco personas con el COVID-19 como causa directa, cuando en los dos balances anteriores los decesos habían sido uno y dos. Además, han fallecido esta última semana otras dos personas que habían dado positivo en una prueba PCR durante los dos meses anteriores, aunque el coronavirus no ha sido la causa directa de la muerte. El acumulado de fallecimientos con coronavirus desde el inicio de la pandemia –sea el COVID-19 la causa directa o no– asciende ya a 1.636.

La última semana deja 2.251 nuevos positivos en Euskadi, 1.000 más que la semana anterior; de ellos 346 se han detectado en Gipuzkoa