Europa se asegura 300 millones de dosis de un futura vacuna

La está desarrollando el grupo farmacéutico francés Sanofi y se pondrá a disposición de todos los estados miembros de la UE

01.08.2020 | 00:09
Vacuna experimental contra el COVID-19.

donostia – La Comisión Europea ha llegado a un principio de acuerdo Sanofi para asegurarse la compra de 300 millones de dosis de una futura vacuna "segura y efectiva" contra el COVID-19 que desarrolle el grupo farmacéutico francés, ha informado la institución comunitaria.

En concreto, Bruselas ha finalizado unas "conversaciones exploratorias" con Sanofi que resultarán en un Acuerdo Anticipado de Compra una vez que el grupo farmacéutico consiga desarrollar una vacuna efectiva contra la enfermedad.

Cuando esto suceda, la Comisión Europea gozará de un "marco contractual" del que se podrán beneficiar todos los Estados miembro para adquirir dosis de esta futura vacuna.

La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha destacado que este acuerdo es un "importante primer paso" en el marco de la estrategia europea para la vacuna del coronavirus. "Habrá más noticias pronto", ha vaticinado la alemana en un comunicado, en el que ha asegurado que Bruselas también mantiene contactos "avanzados" con otras firmas.

"A pesar de que no sabemos hoy qué vacuna funcionará mejor, Europa está invirtiendo en una cartera diversificada de vacunas prometedoras basadas en varios tipos de tecnologías. Esto aumenta nuestras opciones de obtener rápidamente una solución efectiva contra el virus", ha destacado Von der Leyen.

La Comisión Europea ha aprovechado este acuerdo preliminar para recordar que está preparada para "explorar con socios internacionales" la opción de que un grupo "importante" de países acuerden "acumular recursos" para crear una "reserva conjunta" de futuras vacunas, tanto para ellos como para los países menos ricos.

"Los países ricos pueden actuar como un grupo de compradores activos, acelerando así el desarrollo de vacunas seguras y efectivas y maximizando el acceso a ellas por parte de todos los que lo necesiten en el mundo", ha defendido Bruselas.

Con plasma La Comisión Europea lanzó ayer una convocatoria de ayudas para financiar la compra de equipos para obtener plasma de pacientes convalecientes de COVID-19, con el objetivo de que después sea utilizado como tratamiento para personas con esta enfermedad.

Esta campaña de Bruselas tiene un presupuesto de 40 millones de euros, está dirigida a unas 200 entidades europeas de donación de sangre y tendrá una duración de un mes. Los fondos se distribuirán entre los Estados miembro teniendo en cuenta las necesidades comunicadas por cada uno de ellos y se destinarán a entidades públicas como y ONG.

La intención es financiar la compra de máquinas de plasmaféresis y otros equipos asociados a esta técnica, incluidos kits de recogida, espacios de almacenamiento o productos para el control y la caracterización del plasma obtenido.

A juicio de la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, el uso del plasma convaleciente "podría ser un tratamiento prometedor" contra el COVID-19, por lo que el Ejecutivo comunitario ha decidido "dar un paso más" y ha invitado a a todas las entidades interesadas de la UE a participar en esta campaña de financiación.

Este tratamiento consiste, en concreto, en la transfusión de plasma de personas que acaban de superar la enfermedad a pacientes con el objetivo de "aumentar su inmunidad y su capacidad de combatir" el COVID-19.