Euskadi registró el pasado año 5.510 nacimientos menos que diez años antes

En 2019 se registraron un total de 15.418 alumbramientos en la CAV, de los cuales 5.133 tuvieron lugar en Gipuzkoa

30.06.2020 | 03:17
Un padre sujeta la mano de su bebé, recién nacido. Foto: N.G.

donostia – La tasa de natalidad en Euskadi continúa con su imparable descenso y cayó otro 4,2% en 2019, en comparación con los datos del año anterior. Y es que el pasado año se cerró con una cifra global de 15.418 alumbramientos, una de las cifras más bajas de la historia reciente, solo superada por los años 1994 y 1995, cuando se registraron 15.248 y 15.322 nacimientos, respectivamente. De hecho, en 2019 se registraron 5.510 partos menos que diez años antes, cuando se produjeron 20.928. Así, si nos retrotraemos a los primeros años de la Transición, la caída es mucho más drástica, al producirse menos de la mitad de alumbramientos (15.418 frente a los 31.835 de 1979), lo que supone una diferencia de 16.417 bebés, el equivalente a toda la población de Pasaia.

Según se desprende del último informe sobre nacimientos en la CAV, hecho público ayer por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat, Gipuzkoa ha sido el territorio donde más acusada ha sido esta caída, ya que nacieron 5.133 bebés, un 6,1% menos que el año anterior y 2.031 niños menos que diez años atrás. Por su parte, en Araba se alumbraron 2.565 recién nacidos vivos (un 4,4% menos que en 2018) y en Bizkaia, 7.720 (lo que supone un descenso del 2,8%).

Estos datos implican una tasa de natalidad de siete nacimientos por cada 1.000 habitantes, un 0,4% menos que en 2018 y 2,7% menos con respecto a 2009, año en el que el repunte de la natalidad de este siglo alcanzó su punto máximo.

Tomando en cuenta el orden de nacimiento, los 7.553 primeros nacimientos ocurridos en 2019 supusieron el 49% del total; los segundos, el 38,1%; y los terceros y posteriores, el 12,9% del total.

En lo que respecta a la edad de las madres, casi ocho de cada diez superaban los 30 años. El grupo más numeroso se corresponde con las mujeres de entre 30 y 34 años, que representan el 35,4% de los partos, un porcentaje igual al del año anterior. Le siguen de cerca las madres de entre 35 y 39 años, que dieron a luz al 34,1% de los bebés. Las mujeres de más de 40 años que alumbraron en 2019 fueron el 10,4%, mientras que las mujeres que fueron madres entre los 25 y los 29 años suponen el 13%, y las de 20 a 24 años, el 5,9%. En el otro extremo, las madres adolescentes protagonizaron el 1,3% de los partos, dos décimas más que en 2018.

Como viene ocurriendo en los últimos años, cada vez es mayor el porcentaje de madres con nacionalidad extranjera, que en 2019 dieron a luz a 4.223 niñas y niños (este porcentaje fue del 25,4 en 2018). Con respecto a los principales países de origen de estas mujeres, 843 fueron de nacionalidad marroquí, 325 de Colombia, 286 de Rumanía, 225 de Nicaragua, 199 de Bolivia, 168 de Paraguay, 158 de Argelia, 147 de Honduras, 141 de Nigeria, 132 de Brasil, 131 de Venezuela y 130 de Ecuador.

Asimismo, existe una variación en la edad de maternidad de las mujeres vascas con respecto a las de origen extranjero. Mientras que en Euskadi únicamente el 12,2% de las madres lo ha sido antes de cumplir los 30 años, este porcentaje se dispara al 41,2% cuando se trata de mujeres extranjeras.

En este sentido, aunque la edad media del conjunto de madres fue de 33,3 años (frente a los 33,5 de 2018), la media sube hasta los 34,3 en el caso de las mujeres vascas y desciende hasta los 30,7 para las madres de nacionalidad extranjera.

Además, en lo que respecta a las mujeres que tuvieron su primer hijo en 2019, la edad media fue de 32,3 años.

Según reflejan los datos del Eustat, cada vez son más los niños que nacen fuera del matrimonio, un porcentaje que en 2019 supuso el 45,1% del total de alumbramientos (un 0,7% más que el año anterior). Hace una década, este porcentaje era del 31,2%.

Con respecto al tipo de partos, de los 15.226 totales, 14.968 fueron sencillos, 252 fueron dobles y seis triples. Además, 854 fueron prematuros (5,6%).

La relación de sexos entre los nacidos vivos en 2019 fue de 105 niños por cada 100 niñas y el peso medio de los bebés fue 3,3 kilos en el caso de los varones y de 3,2 kilos, en el de las niñas.

En relación al lugar escogido para parir, casi nueve de cada diez mujeres (89,3%) escogió los hospitales públicos para dar a luz, mientras que el 10,4% lo hizo en hospitales privados y un 0,4% tuvo a su bebé en el domicilio.

En corto

2.031

Niños menos nacieron en Gipuzkoa en 2019 en comparación con los alumbramientos registrados una década antes, cuando se produjeron 7.164 nacimientos. Estos datos son más acusados en el conjunto de la CAV, donde el pasado año hubo 5.510 nacimientos menos que en 2009, año en el que el repunte de la natalidad de este siglo alcanzó su máximo con 20.928 partos. De esta forma, la tasa de natalidad se sitúa actualmente en siete nacimientos por cada 1.000 habitantes.

33,3

Es la edad media del conjunto de madres que dieron a luz el pasado año, una cifra que tiene variaciones si se tiene en cuenta la nacionalidad de la parturienta: en el caso de las mujeres vascas, esta edad se eleva hasta los 34,3 años, mientras que en el caso de las madres de nacionalidad extranjera, baja hasta los 30,7 años. Asimismo, la edad media de aquellas mujeres que en 2019 tuvieron su primer hijo se situó en los 32,2 años.

27,4

Es el tanto por ciento de las madres de nacionalidad extranjera que dieron a luz en Euskadi el pasado año. Las nacionalidades más numerosas fueron la marroquí, con 843 partos, la colomiana, con 325 nacimientos y la rumana, con 286.

89,3

Casi nueve de cada diez mujeres eligieron los hospitales públicos para dar a luz, mientras que un 10,4% escogió hospitales privados y un 0,4% dio a luz en su propio domicilio. Se registraron 15.226 partos, de los cuales 14.968 fueron sencillos, 252 dobles y seis triples. Además, 854 fueron prematuros.

Ocho de cada diez mujeres que dieron a luz el pasado año superaba los 30 años y la franja de edad más frecuente se sitúa entre los 30 y los 34

Cada vez es mayor el número de nacimientos que se produce fuera del matrimonio, alcanzando en 2019 el 45,1% del total