Una de jueces, alcaldes y pistolas

13.06.2020 | 23:55
Dos agentes de la policía municipal de Eibar patrullan por las calles de la villa armera; hasta ahora, sin armas de fuego.

Una sentencia firme da dos meses de plazo a Eibar para dotar con arma a sus municipales y marca el camino hacia el uso obligatorio por parte de las policías locales. Se resisten 43 municipios, la mayoría guipuzcoanos. ¿Les obligarán a todos?

Ejecutar la sentencia firme que obliga al Ayuntamiento de Eibar a dotar de armas a sus policías locales y hacerlo en dos meses, tal y como establece la Justicia, supondrá un desafío organizativo mayúsculo al Consistorio. En un tiempo récord deberá acordar un curso de formación intensivo con la academia de Arkaute para todos los integrantes de su plantilla, cerca de 50 en la actualidad, luego deberá construir un armero y habilitar también lo que se conoce como zona fría, un espacio seguro para la manipulación de las armas. En definitiva, ceder ante algo a lo que lleva años negándose en redondo. No es el único. En total, son 43 las policías locales vascas que siguen sin utilizar armas de fuego, en Gipuzkoa la mayoría. ¿Tendrán que seguir los mismos pasos?

El tiempo empieza a correr en Eibar. En cuanto el Tribunal Supremo notifique su resolución al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), advirtiéndole de que la sentencia dictada en Bilbao en 2018 es firme, el máximo órgano judicial de Euskadi se lo trasladará al Consistorio de Eibar. Y en ese momento, el reloj empezará a correr. Dos meses.

Así lo asegura Juan Carlos Etxezarraga, el portavoz y coordinador general del sindicato que ha logrado este importante triunfo judicial, el Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE). Es un hito. Esta organización cuenta, a día de hoy, con una delegada sindical en el cuerpo de la policía local de Eibar, donde no cuenta con representación en la junta de personal. Pero de ahí partió esta aventura judicial que acaba de resolver el Supremo al rechazar el último recurso del Ayuntamiento de Eibar.

El caso, aseguran desde el SVPE, "sentará jurisprudencia y acelerará un poquito el desarrollo" de algo que la última modificación de la Ley de la Policía Vasca, aprobada en 2019, ya contempla: la dotación obligatoria de arma corta; deberán llevarla todos aquellos agentes que realicen labores de seguridad ciudadana.

La sentencia firme del caso de Eibar marca un antes y un después. Pero, según asegura el asesor jurídico de este sindicato, Ignacio Garrido, la extensión de esta medida a otros municipios no será tan sencilla y es probable que desencadene nuevos procesos judiciales. "Depende de los políticos", asegura.

de nuevo en eibar (1977-2020) "Los alcaldes, sobre todo en Gipuzkoa, son reticentes. Y aunque esta sentencia marca el camino, eso no quiere decir que, bien fundamentada, no se pueda defender la posición contraria ante otro juzgado", añade Garrido. Sin embargo, actualmente, con la Ley de la Policía Vasca en la mano, parece difícil un cambio, dice. Una cosa es clara, "en Eibar lo van a tener que hacer", zanja; y en el resto de municipios, con el tiempo, seguramente también.

¿Armas sí o armas no? Esa es la cuestión. Garrido asegura que "con motivos no técnicos, no profesionales, se les retiraron las armas a muchos policías locales de Euskadi". Todo se inició en 1977 y fue precisamente en Eibar, según confirma Emilio Grajera, delegado sindical del sindicato Erne en la villa armera. "Luego fue un efecto dominó", añade, y la realidad hoy es que solo en Donostia, Irun y Errenteria los agentes locales llevan pistola en Gipuzkoa.

"Existen diferentes sensibilidades entre los propios agentes", lo admiten todas las partes; pero hay una barrera, la edad. Aquellos más veteranos que no han pasado por la academia de Arkaute y han desarrollado durante años su labor sin armas de fuego, y las nuevas promociones, los jóvenes que ya "vienen instruidos en la academia y tienen naturalizada el arma de fuego". Son esos los que la reclaman. El cambio, pues, parece cuestión de tiempo.

"Cada vez somos más los que defendemos la necesidad del arma corta", reconoce el delegado sindical del sindicato Erne en Eibar, Emilio Grajera. Su central había presentado también "unas diez solicitudes para dotar de arma a la policía local de Eibar, pero el alcalde nunca nos respondía", lamenta. Finalmente, el SVPE se fue a los tribunales y el Supremo ha dicho basta: armas sí.

tolosa, bergara y arrasate El sindicato policial Erne ha presentado solicitudes formales también para dotar de armas a sus agentes en los ayuntamientos de Bergara y Tolosa, entre 2018 y 2019. Y en Arrasate se dio el caso de que la propia jefatura de la policía local se lo reclamó el Consistorio, sin éxito.

Según Etxezarraga, el coordinador del SVPE, el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, "está ahora tratando de buscar subterfugios para no hacer efectiva la sentencia, que ya es firme, pero se va a topar con la realidad, y si no lo hace, le llevaremos a los tribunales. No tiene margen; la ley nos asiste", asegura.

Pero, ¿tendrán que llevar pistola todos los agentes? La respuesta es no. Con criterios técnicos, es defendible, asegura Etxezarraga, y "lógico", que "no sea necesario portar armas en oficinas o en labores de educación vial en colegios", por ejemplo.

"Somos conscientes de que hay diferentes sensibilidades en todas las policías locales; lo valoramos y lo tenemos en cuenta, pero el arma de fuego es inherente a la labor que desempeñan hoy en día los policías locales, que somos Policía Vasca, y tenemos competencias en materia de seguridad ciudadana. Es como el bisturí del cirujano", asegura Etxezarraga.

"Sabíamos perfectamente que la ley nos asiste". Habla de la 5º modificación de la Ley de la Policía Vasca, aprobada por el Parlamento Vasco el 2 de junio de 2019, con apoyo del partido del alcalde de Eibar, el PSE.

Gipuzkoa y Bizkaia, dos realidades diferentes. ¿Por qué? Eibar y Ermua son un buen ejemplo. Pueblos vecinos, pegados el uno al otro, con alcaldes del mismo partido y una población y características semejantes. En Ermua llevan pistola y en Eibar no. "¿Es la policía local de Ermua menos cercana por llevar pistola?", se preguntan Etxezarraga (SVPE) y Grajera (Erne). "Son complejos de políticos", coinciden: "La ciudadanía de Ermua lo tiene absolutamente naturalizado y está más segura así".

El coordinador del SVPE recuerda, además, que Eibar es el pueblo más importante de la comarca de Debabarrena y que tiene un equipo en la Primera División del fútbol estatal. "El argumento que manejan muchos de estos alcaldes es que para las labores que realiza la policía local no necesita un arma, pero es una realidad muy subjetiva de gente que pisa moqueta. A nosotros nos toca bregar con situaciones siniestras", afirma.

"Esta es una sentencia muy importante porque crea jurisprudencia sobre esos 43 municipios, que son mayoritariamente de Gipuzkoa, que no dotan de arma a sus agentes", añade. "Se piensa que van a tener que portar armas por la sentencia, pero lo dice la propia ley vasca".

a debate

La táser no sustituye. La pistola eléctrica o táser no se ha introducido aún en Euskadi aún, "pero es un arma complementaria, no sustitutiva" de la de fuego. Creen que es una herramienta "valiosísima" y que puede evitar la utilización del arma de fuego en un 90% de situaciones peligrosas, pero "sus características son diferentes", aseguran. Si se llega a la confrontación con arma de fuego, es necesario una pistola, dicen, pero cuando el agresor porta un arma blanca, "la táser es muy útil, porque le reduces sin producirle ningún daño severo; hay que tener en cuenta el principio de proporcionalidad. Si le das un calambrazo, en unos segundos se queda inmovilizado y para cuando se repone, ya te ha dado tiempo a esposarle", explican.

Auxiliar de policía. Etxezarraga es rotundo. "La sentencia que dictó en su día el TSJPV es clara y además dice que no le corresponde al alcalde decidir si la policía local lleva armas o no. Eso aquí le corresponde al Gobierno Vasco y está regulado en la Ley de Policía Vasca. Si un alcalde no quiere armas, lo tiene súper fácil: que opte por la figura del alguacil, que desapareció en sí mismo con la última ley, pero sí existe la figura de auxiliar de policía local, que es parecida, y con esta figura ya no es necesario dotar arma y tiene su propia formación específica en Arkaute", añade el responsable del SVPE. Eso sí, las competencias no son las mismass; no puede asumir labores de seguridad ciudadana; solo tráfico, y poco más", explica.

"El alcalde de Eibar busca subterfugios para no hacer efectiva la sentencia, pero no tiene margen"

Juan carlos etxezarraga

Coordinador general del SVPE

"La implantación de esta medida en otros municipios puede traer más procesos judiciales"

ignacio garrido

Asesor jurídico del SVPE