alerta mundial por el coronavirus

Las enfermeras de Gipuzkoa, decepcionadas con Murga

El Coegi pide a Salud respuestas concretas y datos sobre profesionales contagiados

19.05.2020 | 00:29

donostia – El Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (Coegi) mostró ayer su "decepción" por "la ausencia de respuestas concretas" de la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, respecto a la "falta" de planificación de material de protección "adecuado" y de "datos sobre enfermeras contagiadas". La junta de gobierno del Colegio de Enfermería hizo esta reflexión tras la reciente reunión de responsables del sector con Murga y otros miembros de su departamento, a quienes reprochó que tampoco les dieran "respuestas concretas" sobre su solicitud de "declarar a la Enfermería como profesión de riesgo". Asimismo, este organismo afeó al departamento de Sanidad "la indefinición de una estrategia ante un posible nuevo brote de COVID-19".

"No se nos han facilitado datos de enfermeras y enfermeros contagiados en Gipuzkoa a pesar de que los hemos solicitado insistentemente ya que, como colegio profesional, es nuestra obligación velar por la seguridad de los enfermeros guipuzcoanos", recalcó la presidenta del Coegi, Pilar Lekuona, antes de reclamar "información fiable y contrastada de fuentes oficiales".

"Asimismo, pese a su insistencia, el colegio desconoce cuál va a ser, si es que existe, la planificación del departamento en cuanto a la dotación de materiales de protección adecuados para los profesionales sanitarios", añadió Lekuona. El Coegi dijo tener además "la percepción de que, como ha ocurrido hasta ahora, el departamento de Salud va a seguir sin contar con los colegios profesionales a la hora de afrontar retos tan importantes".

En este sentido, reiteró su "disponibilidad a colaborar en todo momento", ya que representa "a los más de 5.400 enfermeras y enfermeros colegiados en Gipuzkoa que están trabajando en primera línea".

Lekuona demandó asimismo que "se empiece a valorar la obligación de incorporar la figura de la enfermera escolar en los centros educativos" cuando se produzca el retorno a las aulas en septiembre, ya que "su papel sería fundamental para promover hábitos de higiene y salud pública entre los más pequeños y plantar cara al COVID-19".