Los alcaldes de Irun y Hendaia piden reabrir el paso fronterizo de Behobia

14.05.2020 | 18:04
La muga entre Irun y Behobia permanece cerrada desde el 15 de marzo.

DONOSTIA - Los alcaldes  de Irun, José Antonio Santano, y de Hendaia, Kotte Ecenarro, han pedido la reapertura del paso fronterizo de Behobia, cerrado desde el pasado 16 de marzo por la crisis sanitaria por el COVID-19.

En un comunicado, ambos primeros ediles han explicado que "las medidas de desescalada a ambos lados de la frontera, con ese paso cerrado, están complicando enormemente el puente de Santiago, que registra estos días importantes retenciones".

Según han señalado, hasta hace unos días, las medidas de confinamiento han permitido que el puente de Santiago "haya absorbido sin problemas el tráfico transfronterizo", pero en los últimos días, "con la entrada en nuevas fases de desescalada a los dos lados de la 'muga', el tráfico ha aumentado de manera considerable y esto complica enormemente el paso fronterizo de Santiago".

"Se ha recuperado la actividad económica, el trabajo presencial de muchas empresas, abren los comercios a los dos lados y empieza el colegio", han detallado. Según han explicado, "entendiendo que los ciudadanos de uno y otro lado del Bidasoa en su vida diaria hacen actividades indistintamente a ambos lados de la frontera, los pasos por Santiago se multiplican y las colas".

Ambos alcaldes han pedido a los estados francés y español que "sean sensibles a la situación transfronteriza y que adopten pequeños gestos, como reabrir todos pasos fronterizos, para facilitar el paso y evitar las colas que se están produciendo y que colapsan los viarios de ambas ciudades más allá del propio paso transfronterizo".

Santano se ha comprometido a trasladar su petición al delegado del Gobierno central en Euskadi, Denis Itxaso, mientras que su homónimo hendayés hará lo propio con el Prefecto.

Además, los primeros ediles han solicitado una mayor coordinación en la información a estos municipios transfronterizos para que se pueda mejorar la comunicación a sus vecinos respecto a las medidas restrictivas de uno y otro lado o a la documentación exigible para el paso de frontera.

También se han mostrado preocupados por la actividad económica en ambos municipios donde, en algunos casos, "hay establecimientos y zonas totalmente dedicadas al comercio trasfronterizo y abrir sin movilidad de clientes será como estar cerrados".

 

Más información